El sueño de una tarde en El Arcángel

Mario Ortiz y De las Cuevas pugnan en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Siete meses después, vuelve a abrir sus puertas. Aunque sólo hace para unos cuantos afortunados. Mandan las circunstancias, y lo hacen con autoritarismo hoy por hoy. La referencia no es a las instituciones sino a la pandemia de Covid-19 y la crisis sanitaria en que mantiene a todo el planeta. Y España no es una excepción. El caso es que tras 224 días, nada más y nada menos, El Arcángel acoge al fin un partido oficial. Ocurre que es el momento más deseado tanto por el club, y mucho más por sus jugadores, y por la afición. Pero se produce el regreso de extraño modo, sin que el Córdoba pueda contar con el aliento de todos sus seguidores -abonados y aquellos que quisieran con entrada-. No en vano, la Junta de Andalucía concede permiso de acceso para apenas 800 espectadores. Dentro de este panorama el conjunto blanquiverde quiere arrancar con buen pie una temporada que, además, presenta cambios notables y aparece con mayor complejidad si cabe. Como objetivo, tan sólo existe esta opción, está el ascenso a Segunda A, que comienza a buscar ante el Lorca Deportiva.

Este sábado retorna la competición, todavía de Segunda B tras no alcanzar siquiera el play off en la tortuosa campaña 2019-20, al coliseo ribereño. Lo hace con un duelo que a priori es sencillo pero que quizá no lo sea tanto. Ya se sabe que en fútbol no valen los rangos, lo que ya recordó -a modo de advertencia- el entrenador del Córdoba en su primera comparecencia previa a una jornada. No sólo de este curso sino como técnico califal. Porque otro asunto es éste: Juan Sabas va a debutar en choque oficial de una vez por todas tras su fichaje en marzo y su renovación sin estreno meses después. El preparador madrileño insistió en la necesidad de seguir la premisa de la humildad aun cuando la ambición es máxima. Los triunfos se logran en el césped, no con el nombre. No está de más refrescar tal idea cuando el punto de partida lo marca la visita de un recién ascendido como es el Lorca Deportiva.

La escuadra murciana, la enésima de dicha localidad, llega a El Arcángel como una de las cenicientas de un campeonato cuya dificultad se multiplica. Porque la primera jornada del Grupo IV es también, en este caso, la primera del subgrupo B. Así está la situación tras la cancelación de los torneos la pasada campaña y el incremento en el número de clubes participantes en la categoría de bronce, que la próxima temporada dejará de serlo, como consecuencia. De vuelta al encuentro, y más exactamente al adversario ante el que inicia su desafío el conjunto blanquiverde, el Lorca Deportiva se sitúa en Segunda B tras un trabajado ascenso en aquellos play off exprés que tuvieron lugar en pleno verano. Probablemente esté falto de experiencia pero equipos menos peligrosos se pudieron ver en asalto al estadio del cuadro califal. Así, los excesos de confianza que los tengan otros.

Demasiado tiene el Córdoba con soportar el peso de la presión, propia de una entidad de estatus superior y que se siente pequeño y fuera de lugar en la división actual. Sólo un desenlace baraja el conjunto blanquiverde, y éste no es otro que el retorno al fútbol profesional. Para ello debe superar un campeonato con dos fases regulares antes de la promoción de ascenso, con menos de 30 partidos en total. Es decir, la campaña se convierte en una carrera de fondo que a la vez es una contrarreloj. O dicho de otro modo, cada tres puntos en juego tienen una relevancia casi trascendental. También porque los obtenidos en la primera etapa del campeonato -la que tiene comienzo este domingo- tienen presencia en la segunda. Por este motivo resulta vital convertir El Arcángel en un auténtico fortín. Y no como tópico sino literalmente. El primer paso para hacerlo debe llegar ante el Lorca Deportiva. Un rival que, por cierto, recala en el coliseo ribereño con la baja de Andrés Carrasco. El futbolista, su referencia ofensiva en la 2019-20 con 18 goles, está sancionado para las tres primeras jornadas por unos incidentes en el play off. También cuentan los murcianos con la ausencia de Nizzo.

Mientras, con la vista puesta en el Córdoba, Juan Sabas no puede contar esta vez con cuatro de sus futbolistas. Son Djakaridja Traoré, que no tuvo ocasión de jugar durante la pretemporada, Xavi Molina, Jesús Álvaro y Carlos Valverde. El motivo en todos los casos es físico: son bajas por distintas lesiones. Tanto el canario como el sevillano comenzaron a perder disponibilidad durante los últimos días antes del choque, por lo que supuso un ligero contratiempo para el técnico califal. Con todo, en el B hay recursos de sobra para no padecer a la hora de completar las convocatorias. Así queda demostrado en esta ocasión, en la que Luismi, la gran sensación de la pretemporada blanquiverde, Alberto del Moral y Julio Iglesias recibieron la llamada para estar al menos en el banquillo ante el Lorca Deportiva.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Isaac Becerra, Álex Robles, Djetei, Bernardo Cruz, Alberto Espeso, Sidoel, Mario Ortiz, Samu Delgado, Javi Flores, De las Cuevas y Piovaccari.

CF LORCA DEPORTIVA: Alberto Horal, Coyette, Ángel Robles, Galiano, Emilio Iglesias, Cellou, Marconato, Marcos Legaz, Julen Gutiérrez, Oliva y Mussoni.

ÁRBITRO: Jesús Delfa Ramos (Comité Extremeño).

CAMPO Y HORA: El Arcángel, 18:00 (Footters).

Etiquetas
stats