“Si Simeone dice que hay que ir partido a partido y va líder...”

López Garai posa con la bufanda del Córdoba | TONI BLANCO
López Garai vuelve al Córdoba “para ayudar” y asegura que el objetivo “está en las manos de los futbolistas”

Faltan once partidos y podrá jugar un máximo de diez, porque el acuerdo de cesión impide al Córdoba alinearlo en El Molinón ante el Sporting de Gijón. A Aritz López Garai le da lo mismo “jugar diez, cien o ninguno” siempre que pueda“ayudar al equipo”. El vasco llega con vocación de servicio y sin disimular sus ganas por volver a revivir esas sensaciones que son la gasolina emocional del profesional. Sentirse importante, intervenir en el juego, ganar... Lucirá el dorsal 22. ¿Ascender? De eso no quiso hablar. De momento.

“Mira, lo que tenemos que mirar es que hay que ganar. El sábado tenemos un partido y si lo ganamos tendremos 42 puntos. Y luego al siguiente”, ha explicado el mediocentro, que ha recurrido a un ejemplo gráfico para apoyar su teoría. “Si Simeone dice que hay que ir partido a partido y su equipo es el líder de la Primera División, no tiene sentido que vayamos nosotros a decir otra cosa”, ha destacado en su presentación ante los medios de comunicación. Un protocolo obligado pero seguramente innecesario porque “todos lo conocéis”, dijo en el aperitivo de la comparecencia el director deportivo cordobesista, Pedro Cordero, quien no escatimó en elogios hacia el futbolista retornado. “Viene con muchas ganas, conoce la casa y nos va a venir bien por su carácter, personalidad y experiencia, sobre todo en la situación en la que estamos ahora mismo”, ha dicho el cartagenero.

Su desvinculación del Sporting la ha explicado con sencillez. “Caballero, por desgracia, sufrió una lesión de larga duración y se abrió la posibilidad de venir. Yo hablé directamente con el club para poder volver sin que se gastaran ni un duro. Aquí estoy. Ya he entrenado, he conocido a los nuevos y he saludado a los que estaban”, ha dicho Garai, quien se marca como objetivo “dar todo lo que tengo en los dos meses y medio que esté aquí”. ¿Y después? “Ya se verá”, dijo enigmático. “Yo nunca he olvidado al Córdoba. De hecho, cuando vine aquí en la primera vuelta con el Sporting lo dije. Yo quiero aquí volver a sentirme futbolista, estar bien, ayudar a mis compañeros y al entrenador. Lo más fácil hubiera sido quedarme en el Sporting hasta el final de temporada, terminar el año y Dios dirá. Además, teniendo contrato. Pero yo quiero jugar”.

El reto inmediato, de Garai y del Córdoba, debe ser “ganar”. Y mientras antes, mucho mejor. “Ésta es una liga muy diferente a la de otros años, con una igualdad que jamás se había visto. Hay equipos que nadie pensaba que podían estar ahí. El Córdoba empezó sensacional, tuvo el bajón que tienen todos los equipos y ahora está en un impasse. Hay plantilla para ir a por todo, pero todo depende de los futbolistas y de lo que seamos capaces de hacer en el campo”, ha declarado el medio de Barakaldo, que espera que la afición “esté a nuestro lado” aunque matiza que “para que eso suceda hay que ganar y darles alegrías, como sucede en todos los sitios del mundo; cuando el equipo no gana, el público se enfada”. Sobre el modo en que le recibirán en El Arcángel, aseguró que “lo que importa es el equipo”. En su etapa anterior como blanquiverde vivió la etapa de luces, la del play off con Paco Jémez, y las sombras del periodo de Juan Esnáider. Ahora la situación es extraña. Se puede ir hacia arriba o hacia abajo. “Todo depende de los futbolistas”, recalca Garai, quien en cualquier caso espera que “la afición esté con nosotros ayudando para sumar, haciendo equipo todos en cada partido”.

Etiquetas
stats