La sexta de Felipe Reyes

.

Felipe Reyes formará parte importante para siempre del baloncesto español. En cuanto al cordobés, el pivot está en la cumbre. El mejor jugador califal de todos los tiempos, el más laureado y el que ha sido pieza fundamental y prolongada de la mejor generación nacional de la historia. La que acostumbró a todo un país al sabor del metal, sea cual sea el torneo, llevando la alegría a su enésima potencia con la medalla de oro en el Mundial de Japón de 2006. Mucho ha llovido desde entonces, aunque Reyes ha seguido en la élite y ganando. Ahora suma un nuevo título a su carrera. El jugador del Real Madrid se ha alzado con su sexta Liga ACB, después de vencer en el cuarto partido de la final al Kirolbet Baskonia (85-96) en el Buesa Arena. Una de las eliminatorias más igualadas de los últimos años, así como una de las más complicadas para los de Pablo Laso, que han tenido que remontar la ventaja de campo perdida tras caer en el primer choque.

Un título más para la mochila del cordobés, que además tiene tintes especiales para él. “El Buesa Arena me trae buenos recuerdos”, declaraba el jugador antes del encuentro en AS. De hecho, en el feudo vitoriano ha vivido algunos de los momentos más importantes de su trayectoria profesional. En ese pabellón debutó en la Liga Endesa a las órdenes de Pepu Hernández en octubre de 1998, militando por entonces en el Estudiantes, y allí consiguió con el conjunto colegial su primer trofeo en la élite. Fue la Copa del Rey del año 2000, en cuya final vencieron al Valencia, siendo otro cordobés el MVP de aquella edición, su hermano Alfonso Reyes. El camino del triunfo con el Madrid también tuvo su punto de partida en el Buesa, ya que en dicho lugar levantó su primera Liga en el curso 2004/05, la del famoso triple de Alberto Herreros. Asimismo, el capitán blanco también logró en Vitoria dos títulos de la Supercopa (2013 y 2014) y el de la Copa del Rey 2017, en la cual vivió una anécdota curiosa, puesto que tuvo que regresar a Madrid para el nacimiento de su hijo, aunque pudo volver a tiempo para celebrar el cuarto trofeo copero consecutivo de su equipo.

La historia sitúa a cada uno en su lugar, y no cabe duda que el currículum de Reyes lo coloca en una posición de privilegio. En el resto de campeonatos a nivel de clubes también cabe resaltar las dos Euroligas (2015 y 2018) y la Eurocup (2007), mientras que a nivel individual ha sido dos veces MVP de la liga regular (2009 y 2015) y otras tantas de la final (2007 y 2013). Además, es el máximo reboteador histórico de la ACB, galardón que alcanzó en marzo de 2017, al superar con 4.293 rechaces a Granger Hall. Por otro lado, en la selección española, de la cual colgó las botas hace unos meses tras 236 internacionalidades, su legado cuenta con un Mundial (2006); tres oros (2009, 2011 y 2015), dos platas (2003 y 2007) y un bronce (2001) en el Eurobasket; y dos platas (2008 y 2011) y un bronce (2016) en los Juegos Olímpicos. Historia viva.

Una vez más, el pivot cordobés vuelve a levantar un título. 38 años y la gloria sigue estando en sus manos, con unos promedios de 15 minutos, 8 puntos y 5 rebotes por partido. Todo ello en un Madrid que se rearma cada temporada, aunque su figura se mantiene. Así se ha convertido, con 759 duelos, en el jugador con más encuentros de la ACB. Continuará peleando por estar arriba, aunque su sitio en la cúspide ya es perenne.

Etiquetas
stats