Fin de servicio de Luis Muñoz

Luis Muñoz, en un partido con el Córdoba en El Arcángel | MADERO CUBERO

El Córdoba CF retorna este martes a los entrenamientos en la Ciudad Deportiva a partir de las 19:00 horas para preparar el último duelo de la temporada contra el Deportivo de la Coruña. Rafa Navarro, entrenador blanquiverde, tendrá por delante la difícil tarea de intentar motivar -una semana más- a una plantilla cuyo objetivo se esfumó el pasado 12 de mayo. Con el descenso a Segunda División B ya dictaminado, solo les queda luchar por no acabar como el peor club de la categoría de plata. A esa cita no podrá acudir Luis Muñoz, quien recibió ante el CA Osasuna su décima amarilla del campeonato y no volverá a vestir la camiseta cordobesista tras un año donde fue ganando importancia en el equipo a medida que el calendario avanzaba.

El zaguero de 22 años arribó a la entidad -a mediados de agosto de 2018- a préstamo procedente del Málaga CF. De hecho, fue el primer refuerzo veraniego de un club con muchas limitaciones económicas y repleto de dudas en todos los estamentos. El malagueño contaba con experiencia en Segunda de su año anterior en el CD Lugo, escuadra en la que sumó 12 encuentros de Liga y uno de Copa del Rey. Incluso también dispuso de minutos en Primera como blanquiazul en la 2016-17 debutando en el Camp Nou contra el FC Barcelona (0-0) y midiéndose, entre otros, al Real Madrid CF fuera de casa (2-1).

La presencia de Aythami Artiles y Álex Quintanilla en la retaguardia impidió que Luis Muñoz gozara de protagonismo en el arranque liguero. Es más, no tuvo su primera oportunidad hasta el 12 de septiembre de 2018 durante el partido copero ante el Nàstic de Tarragona (2-0), eliminatoria en la que José Ramón Sandoval alineó a los menos habituales. Hasta la novena jornada frente a la UD Almería no figuró en la competición doméstica. El defensor ingresó al verde en el minuto 81 tras el 1-0 de Federico Piovaccari para sellar el primer triunfo del Córdoba en Liga. A partir de ese momento, y debido a la irregularidad de sus compañeros, el preparador madrileño le otorgó la batuta atrás con buenos números -firmando un gol en la tercera ronda de la Copa en Elche (1-4)-. Sin embargo, el esguince de grado II en su tobillo derecho sufrido el 11 de noviembre le dejó fuera de los terrenos de juego hasta finales de diciembre.

Regresó para cerrar 2018 ante Las Palmas en El Arcángel (4-1) con Curro Torres dirigiendo al cuadro califal. El hispano-alemán confió en sus cualidades siendo titular indiscutible a lo largo de su etapa. La llegada de refuerzos como Chus Herrero o Miguel Flaño en enero y la destitución del propio Torres no le privaron de continuar como pieza fundamental en el nuevo esquema de Rafa Navarro. En estos últimos meses jugó de central y pivote para dar consistencia al centro del campo, una misión prácticamente imposible dentro de un grupo en descomposición. En total completó 28 encuentros entre Liga y Copa del Rey con el Córdoba, 2732 minutos que le harán regresar al Málaga como uno de los futbolistas con más proyección de Martiricos.

Etiquetas
stats