Sanz, la Copa y el realismo

Rafa Sanz da instrucciones a sus jugadores en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

Todo esto es pretemporada, de acuerdo, pero a quien salga vencedor se le escapará un sonoro bufido de alivio o encontrará justificados motivos para hacer una buena fiesta. La Copa Diputación, la única oportunidad de ver mezclados y compitiendo entre sí a los maximos representantes del baloncesto -masculino y femenino- cordobés, llega a sus días grandes. Este sábado, a partir de las 18:00, el Yosiquesé Cordobasket y el Club Baloncesto Europa Ciudad de Córdoba disputarán la final. El primero ocupa la cúspide en este deporte -milita en la Liga EBA, una cuarta división- y el segundo es el heredero del extinto Bball Córdoba, que se diluyó como el humo para dejar en la escena un proyecto más pegado a la tierra (en todos los sentidos). Los verdes defenderán el título logrado el verano pasado en el pabellón del Naranjo.

Para el Yosiquesé se trata del acontecimiento más llamativo de la pretemporada. Con la competición oficial ya a la vuelta de la esquina -el 7 de octubre en La Línea de la Concepción-, el duelo ante el vecino de la capital es un test de relevancia. Los de Sanz ganaron dos veces al Baza y perdieron con el Cazorla y el Andújar. Después de la final copera, apenas 24 horas después, se medirán con los iliturgitanos en cancha contraria. El técnico verde ve estos últimos ensayos con una particular óptica. “Vamos con cierto retraso en la programación. Hasta la cuarta semana no se han incorporado a los entrenamientos los dos foráneos, y hemos tenido algún percance físico que ha retardado la planificación”, explica Sanz.

Con diez jugadores de Córdoba en la plantilla, el Yosiquesé ha apostado por dos jugadores extranjeros sin experiencia en competiciones españolas. Dos apuestas. El ala pívot venezolano Albert Arias y el escolta estadounidense Ish Sanders ofrecieron algunas interesantes pinceladas en sus primeras apariciones. “En lo positivo está que creo hemos acertado otra vez con los dos fichajes de fuera de Córdoba, tanto en lo humano como en lo deportivo, y veo plantilla para poder luchar por estar entre los cinco mejores del grupo inicial”, indica Sanz, quien se muestra tajante a la hora de exponer la situación del equipo y sus expectativas.

“A día de hoy no podemos vender humo, no me gustan los discursos populistas de agosto y septiembre que se convierten en bofetadas de realidad en noviembre y desilusiones en febrero. Tenemos que olvidarnos del pasado, de los dos años de milagros deportivos, poner los pies en la tierra y entender nuestra realidad”, indica Sanz, que en las dos últimas temporadas logró llevar a sus equipos -el Bball Córdoba en 2015 y el Yosiquesé Cordobasket en 2016- a la Fase de Ascenso a LEB Plata.

“Estamos muy ilusionados con los jugadores, yo estoy contento con el plantel y pienso vamos a volver a ilusionar a la afición. El equipo tiene atractivo. Faltan tiempo y perseverancia”, zanja Sanz.

Etiquetas
stats