Salinas y los exconsejeros atacan la gestión de González

Salinas y ex consejeros del Córdoba en Prasa FOTO: MADERO CUBERO
Prieto asegura que Ecco Documática debe ocho millones al club en una comparecencia en la que Salinas acusa al nuevo dueño y a los administradores concursales

Ni siquiera el nuevo año ofrece un día de descanso en la continua tormenta en que vive el Córdoba. El último capítulo está escrito desde la sede del Grupo Prasa, antiguo propietario de la entidad y escenario esta tarde de una comparecencia de José Miguel Salinas y otros tres miembros del que fuera su Consejo de Administración. Ése ha sido el lugar elegido por el ex presidente para mostrar su disconformidad con la gestión que de la sociedad realiza Carlos González y descalificar la actuación de los administradores concursales. Estuvo acompañado por Antonio Prieto, Fernando Peña y Rafael Bados en una rueda de prensa en que el primero de ellos destacó otra cuestión importante: los ocho millones de euros que, según expresa, debe Ecco Documática al club blanquiverde.

El que fuera máximo mandatario de la entidad califal aseguró que Carlos González "ha incumplido los acuerdos del contrato de compra-venta", pues "tenía que aportar ocho millones, que era la deuda, y también dinero para ascender a Primera en tres años". Además, Salinas realizó una evaluación de la gestión del propietario del Córdoba, que entendió no es positiva. En este sentido, expuso que "sin traspasos habría tenido unas pérdidas de dos millones al año" y defendió resaltó que el conjunto blanquiverde está "descapitalizado desde el punto de vista económico, y en el aspecto deportivo a unos niveles preocupantes". Defendió, por cierto, su actuación al frente del club, pues lo dejó con "seis millones en activos no valorados", en referencia a todos los jugadores de la cantera que acabó traspasando. Al respecto, recordó que "ha regalado a Charles, despreciaron a Oriol Riera para traer a fenómenos tipo Patiño y dejó ir gratis a Fuentes".

Por otro lado, apuntó que Javier Jiménez "mintió descaradamente" cuando aseguró a la salida de La Romareda que el club estaba en "quiebra técnica". "Decir que el Córdoba cuando lo recibió el señor González y su trupe estaba en quiebra técnica significa que eso lo ha dicho o un ignorante o un mentiroso; viniendo de quien viene, el argumento de la ignorancia no cabe", señaló para después añadir que "una empresa estando en quiebra es imposible que si el nuevo propietario no aporta ningún recurso financiero, ésta salga a flote y gane dinero el primer año de su gestión". En cuanto a las cuentas de la entidad, indicó que "la deuda vigente, neta, sigue siendo en torno a los seis millones de euros", ya que "han bajado la deuda concursal a costa de subir la de los demás".

Antonio Prieto tomó la palabra bien entrada la comparecencia para destacar que "el convenio (de acreedores) se firma con una documentación anexa, preparada y supervisada por uno de los administradores concursales, en la que constaba como deuda a cobrar por parte del Córdoba una cantidad superior a los ocho millones de euros". Esta cantidad estaba "justificada en el contrato de compra-venta suscrito y firmado por Ecco Documática y Grupo Prasa" y "la administración concursal lo reflejó en su inventario de bienes y derechos del mes de julio de 2011". En este punto, aclaró que "voy a insistir permanentemente en que esa deuda se cubra y seguiré a título personal hasta el final" y recordó que su incumplimiento "fue la causa por la que no firmé las cuentas de la compañía el año pasado".

Etiquetas
stats