Con Rodri de vuelta y la defensa revuelta

Bijimine, Edu y Bergdich, con el preparador Chema Sanz | MADERO CUBERO

El Córdoba tiene disponible a su goleador de cabecera. Un alivio. Rodri Ríos, que ha firmado cinco tantos en el presente curso, apunta al regreso en Elche, donde el Córdoba tiene el sábado (16:00) un compromiso delicado ante un adversario cuyo rango le obliga a estar cerca de las alturas. Todo lo que no sea eso se etiqueta como crisis. Qué le van a contar al equipo de Oltra, que se mueve también bajo esos niveles de exigencia. Por eso la derrota ante el Sevilla Atlético (0-1), por más que sus protagonistas la calificaran como “inmerecida”, ha dejado un escozor del que los blanquiverdes quieren desprenderse en el Martínez Valero. El técnico, ya a puerta cerrada, está maquinando cambios. Si se producen finalmente o no será algo que no se desvelará hasta el final, probablemente hasta el mismo día del partido.

Engrasar el cerrojo es la meta. En la última jornada, el Córdoba encajó un gol al final del partido pero concedió bastantes situaciones de peligro al Sevilla Atlético. En la portería no hay dudas: el puesto es de Kieszek. Pero por delante las combinaciones son múltiples porque las circunstancias siguen siendo complejas. Deivid no aparece ni siquiera por los entrenamientos con el resto de sus compañeros. El central canario lleva cuatro semanas de baja y no se prevé que vuelva para el domingo. Los puestos en el eje de la zaga los han venido ocupando Héctor Rodas y Jonathan Bijimine. Oltra ensayó, sin embargo, con el congoleño en la posición de pivote y colocó en el centro a Domingo Cisma, que ha adelantado los plazos de recuperación y parece estar a punto para volver. Durante la ausencia del sevillano, el carril izquierdo ha estado ocupado por Javi Galán -del filial- y Samu de los Reyes. Para el flanco derecho hay otra variante: puede seguir Caro o pasar también al puesto de central dejando la banda a Antoñito. Y también tiene a Bergdich, que ofrece variantes por la izquierda. En ese catálogo de movimientos tendrá que decidir Oltra.

En el puesto de mediocentro también hay asuntos que resolver. Luso Delgado permanece como un fijo en la alineación, pero su pareja de baile ha ido cambiando. Mientras Markovic sigue en fase de recuperación de su grave lesión -estará para la segunda vuelta-, por esa posición han pasado Edu Ramos y Carlos Caballero. El de Alcorcón sigue entrenando con molestias. Borja Domínguez, poco utilizado hasta ahora, es una opción para aportar más toque en la zona. Oltra sigue dándole vueltas al tema. Tras tres partidos seguidos encajando, el desafío de acorazar la meta de Pawel Kieszek se renueva.

Etiquetas
stats