La RFAF entra como acusación particular

Sede en Córdoba de la Federación Andaluza de Fútbol | ÁLVARO CARMONA
El máximo organismo del fútbol andaluz decide personarse en el juicio oral del presunto agresor del árbitro cordobés de 15 años

La Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF), ante la gravedad de los hechos acaecidos en Córdoba con motivo de la celebración del encuentro de categoría alevín Salvador Allende-Calahorra CF, en el que fue agredido Guillermo Ávila, árbitro del partido, ha decidido personarse en el acto del juicio oral como acusación popular. El organismo soliciratá que los hechos sean considerados como delito y no como falta, solicitando la intervención de la Fiscalía de Menores al tratarse el árbitro agredido de un menor de edad. La RFAF ha anunciado esta medida a través de un comunicado de prensa.

El organismo explica, además que “en la vía deportiva actuamos en la certeza de que los comités federativos competentes adoptarán todas las medidas a su alcance conforme a la legislación vigente”. El delegado de la Andaluza en Córdoba, José Santiago Murillo, ya declaró tras los hechos que harían “todo lo posible por erradicar esta lacra del fútbol”.

Según datos oficiales de Antiviolencia en el año 2013, sólo el uno por ciento de los incidentes antideportivos ocurridos en el fútbol español tienen lugar en Andalucía, dándose la circunstancia de que esta Comunidad ha pasado de ser la primera en España en incidentes de este tipo hace años a ocupar uno de los últimos puestos en la actualidad. La RFAF dice que su actuación está más justificada “en el supuesto de que los agredidos sean menores de edad, como ha sucedido en este lamentable episodio de Córdoba”.

Este próximo martes está previsto que se realice un juicio rápido por faltas de lesiones, amenazas y vejaciones al presidente del Calahorra, Francisco José Montes, identificado por el colegiado como autor de los hechos pese a que en el acta del encuentro se consignaban las iniciales de otra persona -ausente en el campo-. También ha sido citado en el Juzgado de Instrucción Número 3 el delegado del mismo club, Francisco José Cerezo. Este mismo martes está previsto que el Comité de Competición de la Federación Cordobesa haga pública la sanción a los acusados de la agresión, que puede llegar a los 30 partidos de suspensión, aunque fuentes federativas apuntan a que se puede llegar a la inhabilitación a perpetuidad si hay condena judicial.

Etiquetas
stats