Rafa Moreno: “No sabía que el año iba a ser tan duro”

Rafa Moreno en un encuentro de Adesal esta temporada. FOTO: MADERO CUBERO
El técnico de Adesal realiza balance de la campaña, que terminó con el descenso de categoría, y asegura que sólo puede “elogiar la entrega de las jugadoras en cada partido”

En ocasiones, la lucha ganó en complicación. Otras veces, llegó a tener el objetivo tan cerca que pareciera no podía escapar. Son los altos y bajos que tiene toda temporada cuando toca pelear por la permanencia en una categoría. En esa montaña rusa se encontró el Adesal en la campaña que terminó el sábado y en que finalmente no pudo lograr la salvación en División de Honor Femenina. El conjunto fuensantino volverá a Plata, pero lo hará con la tranquilidad de haber puesto todo sobre la cancha hasta el último momento para evitar el descenso. Las dificultades y malos tragos quedan ahora como una fuente de que beber en el futuro próximo en lo que se refiere a experiencia. Así lo hizo ver el preparador del conjunto cordobés en el balance que realizó del curso que recientemente acabó. “No sabía que el año iba a ser tan duro. Puede que hayamos llegado demasiado pronto hasta aquí y lo importante es que en el futuro estemos mejor estructurados”, admitió Rafa Moreno

El técnico no escapó de la dureza de una situación como es un descenso: “Tenemos el dolor de no haber cumplido el objetivo y te quedas con esa rabia”. Más allá de las sensaciones últimas que le dejó el campeonato, intentó apuntar a las que pudieron ser claves, para lo que dividió el ejercicio liguero en tres fases. “La primera con una plantilla corta en que acusamos las lesiones en pretemporada de Inés Hernández y al comienzo de la Liga de Alba Sánchez y Cristina Gabaldón. Eso nos costó”, comenzó su explicación para añadir que “luego a mitad de Liga hubo un optimismo por los resultados que fuimos haciendo, pero en el tercer y último tramo nos faltó suerte y profundidad”. “Ahí es donde hemos fallado”, concluyó en ese sentido. A pesar de todas esas circunstancias, siempre es preferible quedarse con la cara de la moneda y no con la cruz, por eso Rafa Moreno afirmó estar contento con la respuesta de la afición y con el trabajo de su plantilla.

“Estamos satisfechos, porque el equipo ha tenido seguimiento, ya que en cinco partidos tuvimos la grada llena”, indicó respecto del apoyo que recibió el equipo por parte de la afición fuensantina y cordobesa. En cuanto al vestuario que dirigió, quiso destacar el esfuerzo mostrado en pos de la permanencia, que sirvió también para superar algún que otro condicionante que podía jugar en contra. “Sólo puedo tener palabras de elogio a la entrega que han ofrecido las jugadoras en cada partido. Y más si nos damos cuenta de que la plantilla era muy joven, excesivamente joven”, señaló. Precisamente sobre el futuro de alguna de ellas habló después, para asegurar que “algunas están cotizadas, porque son el futuro del balonmano español y habrá que ver la que se puede quedar y la que no”. Pero antes de mirar a la plantilla habrá que hacerlo a las líneas a seguir por la propia entidad: “Tenemos que decidir el futuro del club en las reuniones de una junta directiva nueva y que tiene que aportar ilusiones”.

Después de desvelar ese cambio de junta directiva, Rafa Moreno también analizó su situación en el equipo. “No tendré problema en seguir o no como entrenador, aunque lo importante es que el club tenga más medios y en eso es en lo que vamos a luchar”, expresó en ese sentido. En relación a cuál debe ser el camino a seguir por el Adesal en el futuro, señaló que “ahora hace falta cantera”, debido a la juventud de la entidad. “También hace falta dinero, ya que no hemos tenido esponsorización, aunque con las ayudas que nos han llegado de las instituciones esta temporada podríamos pensar en ascender”, agregó. En materia económica, explicó que “las cuentas casi han salido, porque el déficit de este ejercicio ha sido mínimo”, si bien se siguen “arrastrando deudas de temporadas anteriores”.

Etiquetas
stats