A prueba en un entrenamiento distinto

Jugadores del Córdoba en un entrenamiento | TONI BLANCO

No es un partido en toda regla. Aun así es una noticia positiva para los aficionados. En general pero sobre todo para aquellos habituados a los duelos veraniegos. Lo cierto es que el Córdoba va a disputar un partido ante su filial el viernes. Una cita ésta que va a servir para testar por primera vez la evolución del equipo en la presente pretemporada, marcada por la crisis sanitaria de Covid-19. Precisamente la situación generada por el coronavirus con origen en la ciudad china de Wuhan puede suponer notables cambios en la forma de efectuar la preparación para un nuevo curso. Básicamente en lo que se refiere a los choques amistosos, que por ahora se presentan como una opción poco probable dada la falta de un protocolo concreto de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) -lo que ocasiona, sin ir más lejos, la suspensión de todos los bolos del Córdoba Patrimonio de la Humanidad-.

En efecto, el estadio va a ser escenario de un encuentro más de cinco meses después del último. Aunque la diferencia está clara entre uno y otro caso. El Córdoba pisó el verde de El Arcángel el 8 de marzo para enfrentarse al Cartagena en un duelo cuyo resultado (0-2) significó, si bien entonces no se sabía, el adiós a la fase de ascenso. La pandemia de Covid-19 se llevó por delante también las competiciones deportivas y en lo que al cuadro califal respecta la ilusión de luchar por el salto a Segunda A. Lo del viernes es más un entrenamiento distinto. Sí es cierto que siempre gusta que tenga formato de partido, por mucho que sea ante un filial muy renovado y, curiosamente, con gran parte de sus efectivos en el trabajo del primer equipo. La contienda se va a desarrollar, eso sí y por motivos lógicos de seguridad sanitaria, a puerta cerrada, tal y como apuntaron El Día de Córdoba y Diario Córdoba en sus ediciones digitales del miércoles al adelantar la información.

A las 9:30 está previsto que se enfrente el plantel dirigido por Juan Sabas, que todavía está en construcción, a un B que cuenta en el banquillo con Germán Crespo. Pese a que El Arcángel va a permanecer sellado a cal y canto los aficionados van a tener la oportunidad de seguir el encuentro en directo. Va a ser gracias a la retransmisión de Onda Mezquita, que además tiene planteadas redifusiones el sábado y el domingo. De esta forma, los aficionados van a gozar de hasta una triple oportunidad de conocer los avances del cuadro califal, que comenzó su pretemporada hace ahora una semana y un día. Fue el miércoles 5 de agosto cuando el equipo echó a rodar, primero sin su entrenador al frente por un posible contagio de Covid-19 que después se confirmó fue un falso positivo -situación idéntica que vivió Isaac Becerra-.

La duda es saber cómo se va a realizar el reparto de jugadores entre el primer equipo y el segundo, toda vez que 11 futbolistas del filial -más Juliaan Laverge, a prueba- se encuentran hoy por hoy a las órdenes de Juan Sabas. Así es dada la falta de efectivos que aún se produce en el conjunto blanquiverde, que tras diversas salidas sólo suma a Darren Sidoel, Manuel Farrando y Alberto Espeso como piezas nuevas. A ellas deben añadirse muchas más, para lo que trabaja a conciencia la dirección general deportiva de la entidad. De vuelta al duelo con el B, ésta es la alternativa que baraja el club ante la probable imposibilidad de disputar amistosos. Así lo señaló ya el miércoles Javier González Calvo, mandatario blanquiverde. “Teníamos previsto tener algún amistoso durante el stage en Torrox, pero va a ser difícil. Vamos a tener que conformarnos con ver jugar al filial con el primer equipo”, expresó.

Etiquetas
stats