A toda prisa en una semana ‘caliente’

Jugadores del Córdoba en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Vertiginoso es el ritmo de nuevo. Otra vez toca afrontar tres partidos de manera muy seguida. Aunque en esta ocasión el hecho de medir fuerzas con el Sporting en viernes ofrece un respiro. Pero no demasiado. El Córdoba arranca una semana intensa, que en realidad es mucho más que eso. Quizá caliente sea la palabra más apropiada, en términos deportivos, para definir los días venideros para el conjunto blanquiverde. No en vano, guarda una especial vinculación -de un modo u otro- con sus dos siguientes rivales. El primero es el Getafe, para el que Jesús León anunciara medidas legales un tiempo atrás. El segundo, un Extremadura que todavía mantiene buena parte del sello de Luis Oliver y que tiene a López Ramos como director deportivo. Ahí es nada. Por si fuera poco, los de Almendralejos son adversarios directos en la lucha por la salvación. Motivos tiene, por tanto, el cuadro califal de retomar el trabajo con la pila recargada, lo que hace este lunes.

La apertura de la semana lo es también de la agenda de trabajo para los de Sandoval. El Córdoba vuelve a los entrenamientos después de disfrutar de dos días de descanso tras el choque con el Sporting del pasado viernes. Y de un duradero viaje por carretera desde Gijón. El caso es que descansadas las piernas y despejadas las mentes, los blanquiverdes pisan este lunes el césped de la Ciudad Deportiva para preparar ya el partido ante el Getafe. El cuadro azulón llega a El Arcángel el miércoles (20:30) para disputar la ida de los dieciseisavos de Copa, un duelo éste que probablemente va a dar opción de minutos a quienes son menos habituales. La primera sesión está fijada a las 10:30. Las puertas van a estar abiertas de par en par para todo aquel que quiera acercarse a seguir las prácticas del plantel.

Tras inaugurar la semana de trabajo, los siguientes días ya se produce cerrojazo tanto en la Ciudad Deportiva como en El Arcángel. En las primeras instalaciones, las del Camino de Carbonell, se va a ejercitar el Córdoba el martes. También el viernes, en la sesión previa a la visita del Extremadura en la tarde del sábado (20:00). El jueves toca pisar de nuevo el verde del estadio tras el choque de Copa. La agenda la culmina un último entrenamiento después del encuentro ante los pacenses en la mañana del domingo. En este caso las puertas vuelven a abrirse a la mirada curiosa de afición y medios de comunicación. La práctica este último día está prevista para las 10:30, al igual que el resto, en la Ciudad Deportiva.

Revisado el plan trazado, queda claro que al Córdoba sólo le queda incrementar su esfuerzo. Sobre todo si desea mantener su línea de mejoría y, principalmente, tener opciones de continuar adelante en Copa y aliviar la situación clasificatoria en Liga. Lo primero va a resultar más complejo que en anteriores rondas, puesto que por delante tiene ya a un rival de Primera. Un adversario el Getafe que, además, va a venir -salvo sorpresa mayúscula- con Sergi Guardiola como artillero. El regreso del balear es una de las circunstancias más llamativas de esta semana. No sólo por lo que va a suponer verle en El Arcángel con colores diferentes al blanco y el verde, sino por lo generado por su cesión el pasado verano. La polémica está latente. Aunque lo importante es lo que suceda en el césped, y ahí frenar al delantero va a ser tarea primordial.

Con todo, el duelo que realmente ha de recibir la atención del equipo y de la afición es el del próximo sábado. Entonces comparece en El Arcángel un Extremadura al que el Córdoba puede superar en la tabla si logra su segundo triunfo del campeonato liguero. Éste es el máximo objetivo de los blanquiverdes, que quieren de una vez por todas abandonar la zona de descenso. Esto sólo es posible mediante una victoria que es, por tanto, más esencial que nunca. Pero el cuadro pacense no la va a vender barata, razón por la que el vestuario que dirige José Ramón Sandoval debe elevar su grado de competitividad. Todo sea por superar a un rival que, por cierto, mantiene buena parte de los futbolistas que firmara el ex director deportivo califal, Luis Oliver, el verano de 2017. Ahora el navarro permanece en cierto modo, pero desde la lejanía, en el club de Almendralejo. No en vano, el encargado de confeccionar su plantilla meses atrás fue su mano derecha, López Ramos. Su nombre, el de quien fuera cordobesista hace años, es el otro que suena con fuerza estos días.

Etiquetas
stats