¿Están los polivalentes? ¡Pues que se pongan!

Arturo, Pineda, Luso en un entrenamiento | MADERO CUBERO
La baja por lesión de Héctor Rodas en el centro de la defensa provocará un movimiento de piezas en el Córdoba y pondrá a prueba la solidez del bloque

Una baja por lesión. De poca gravedad, en principio. Quizá un par de semanitas de baja. Un contratiempo normal en un equipo profesional. Y en el Córdoba actual, un quebradero de cabeza importante. La ausencia de Héctor Rodas, que tuvo que retirarse el pasado sábado tras sufrir ante el Bilbao Athletic “una lesión en el semitendinoso de la pierna izquierda”, según desveló en club, traerá consigo cambios en el once de Oltra. El técnico valenciano tampoco podrá contar con dos pilares, Razak y Florin Andone, que tienen compromisos con sus selecciones de Ghana y Rumanía, respectivamente.

Donde no caben demasiadas disquisiciones es en la portería. Ismael Falcón saldrá con el reto de mantener la racha abierta por su compañero, que lleva cuatro partidos seguidos sin encajar gol. Arriba, sin el de Botosani, se abre la puerta para Xisco Jiménez. El balear desapareció de las alineaciones también por lesión. Esta semana regresó a los entrenamientos con el grupo y mostró buena forma y predisposición. Es el capitán y debe dar ejemplo. Irá en la expedición, pero no es seguro que salga de inicio. Se puede abrir la puerta para Arturo, descarte habitual, o incluso para el chileno Pineda, que no termina de dar el tono que se esperaba. El equipo se sobrepuso a la falta de su goleador de cabecera porque en defensa se comportó de manera sensacional. Nadie ha marcado más de un tanto en las filas blanquiverdes. Llevan seis y trece puntos. Máxima rentabilidad. Ahora se trata de perpetuar esa condición de equipo inexpugnable y el Córdoba tendrá que hacerlo con cambios. Esas modificaciones son, a día de hoy, una incógnita.

Atrás, la salida de Rodas puede acarrear un cambio que parece lógico. Sobre todo si se tiene en cuenta que hay cinco jugadores para cuatro puestos. El suplente habitual es Dalmau Albert, de profesión lateral derecho. Stankevicius puede pasar al centro de la retaguardia y dejarle un sitio al joven catalán, que precisamente llegó este verano desde el Lugo, donde rescindió contrato. Otra opción es que el lituano siga ocupando el flanco diestro de la defensa y que el hueco de Rodas lo ocupe Rafa Gálvez, que ha actuado como pivote, con lo que en la posición más adelantada, al lado del intocable Sasa Markovic, estaría Luso. Aunque el aragonés, uno de los estandartes de la polivalencia, también puede ser ubicado en otro lugar. De hecho, el sábado pasado salió como lateral derecho cuando Rodas se retiró lesionado, pasando Stanke al medio. Sea como fuere, la trinchera blanquiverde, que ha venido funcionando a la perfección, tendrá retoques... o una revolución.

También hay otras variantes, en apariencia más difíciles pero en modo alguno descabelladas. Domingo Cisma podría actuar como central en el sitio de Héctor Rodas, colocando como lateral izquierdo entonces al sevillano Abel Moreno, habitual en el filial de Tercera y en los entrenamientos del primer equipo. Otro recurso del filial es Fran Serrano, un defensa central que podría ocupar el lugar de Rodas sin que hubiera que desplazar de posición a ningún otro de los habituales. Está por ver cuál es la decisión final de Oltra y el nuevo once que monta el técnico con su galería de polivalentes.

Etiquetas
stats