Cisco García y su receta para los Juegos Olímpicos de Tokio

Cisco García, durante su participación en Talento Cruzcampo

El tenista cordobés Cisco García lleva meses preparándose para la clasificación de los Juegos Paralímpicos de este verano en Tokio, y en esta ocasión, hace una parada especial sumándose a Talento Cruzcampo, plataforma social en la que acompañará a otras jóvenes promesas, los participantes becados por la cervecera a través de su fundación para impulsar su empleabilidad y apoyar la hostelería, en una jornada que mezcla con poderío, deporte y nutrición.

En el marco de esa formación integral, en la que se incorporan diversas capacidades, los chicos de Talento Cruzcampo se entrenan ahora en nociones de nutrición y dietética, adquiriendo habilidades que les ayudarán a destacar en su incorporación al sector de la hostelería. Un perfecto equilibrio entre alimentación, entrenamiento y motivación es necesario para la práctica al más alto nivel que todos los deportes requieren. Por ello, Cisco García ha querido compartir su experiencia como atleta y las claves desde las que ha trabajado esa motivación con la que volvió al deporte tras quedar paralítico en un accidente practicando snowboard.

El deportista cordobés es un gran ejemplo de superación, entrega y constancia en cada meta y busca cada día desarrollar su mejor versión, potenciar su acento, uno de los valores fundamentales en la formación de los jóvenes del programa y la esencia para marcar la diferencia. El talento ayuda al talento: ese es el espíritu con el que nace el programa destinado a 40 jóvenes que trabajan con la Fundación Cruzcampo en su crecimiento personal y profesional.

Según Cisco García, "los límites nos los ponemos nosotros mismos, es muy importante que los jóvenes sepamos que podemos conseguir todo lo que nos propongamos y encontrar nuestro talento". Así, ha reconocido que el tenis de silla de ruedas le ha salvado la vida y ha apostado por que "seas como seas, siempre hay que tener unos objetivos y luchar por ellos para ser feliz", toda vez que ha recordado que tiene hasta el 8 de junio para conseguir llegar a Tokio.

Durante la jornada de Talento Cruzcampo y Deporte en el Centro Especializado de Alto Rendimiento de Remo y Piragüismo (CEAR) de la Cartuja, los participantes del programa han elaborado junto a García una receta especialmente diseñada para cumplir con los requisitos nutricionales de la dieta de los deportistas olímpicos invitados a su degustación.

En este sentido, diez deportistas de alto nivel de diversas disciplinas invitados por la Fundación Andalucía Olímpica degustan y valoran la receta de Cisco García y los jóvenes de Talento Cruzcampo, sumándose a esta experiencia de aprendizaje e intercambio. Son Jaime Canalejo y Javier García Ordóñez, clasificados en remo para los Juegos Olímpicos 2021, el mundialista absoluto de piragüismo Gonzalo Martín Fijo, la atleta internacional absoluta Maribel Pérez Rodríguez, el mundialista sub 23 de piragüismo Eulogio Reyes Díaz, el piragüista internacional Ignacio Trujillo Artillo; Antonio Ángel Álvarez Avilés, medallista del campeonato del mundo júnior de kárate, el taekwondista internacional Álvaro Leo Aparicio, y los remeros Antonio José Díaz Ramos y Gonzalo García Ferrero, mundialista sub 23.

A través de la formación transversal del programa Talento Cruzcampo se capacita a los jóvenes para resolver los retos actuales del sector de la hostelería: fomentar la digitalización, abrir la puerta a nuevos canales de comunicación, dinamizar el consumo y el ocio seguro, cuidar el medioambiente, entre otros.

"Tuve que reinventarme para vivir la vida que me apasiona. Para conseguir la gloria primero hay que ser valiente, eso lo aprendí a los ocho meses de mi lesión en un viaje a Japón. Siempre he confiado más en el sudor que en las lágrimas, si algo te ruge dentro, si te quema las entrañas, tienes que hacerlo. El miedo es muy cobarde, hay que atreverse", subrayó Cisco García durante su charla a los participantes.

Etiquetas
Publicado el
13 de abril de 2021 - 04:50 h
stats