Las perlas de Oliver

Luis Oliver, director deportivo del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

En el mismísimo despacho presidencial, el lugar donde moró durante años Carlos González, decidió Luis Oliver llevar a cabo un peculiar encuentro con periodistas. Una mezcla entre rueda de prensa, coloquio y terapia colectiva. “No me va a hacer falta ir a un psicólogo”, bromeó el empresario navarro a lo largo de una charla de casi dos horas en la que habló, como prometió en su día, de todo lo que le preguntaron. El director deportivo estuvo acompañado de Daniel López Ramos, exjugador del Córdoba -en tiempos duros de salvaciones en el último partido y también en el desastre del cincuentenariazo- y desde ahora secretario técnico. El jerezano apostilló algunas de las declaraciones de Oliver, cuyo gesto se ha destensado después de diez días frenéticos. “El mayor reto de mi trayectoria deportiva”, dijo, principalmente porque se encontró a un Córdoba “desorganizado, sucio y caótico”.

El responsable de la reconstrucción deportiva de la entidad habló, y bien claro, de las intenciones que los nuevos propietarios tienen al respecto de una transformación radical. “Quienes han sido los responsables de este desastre no pueden seguir aquí”, explicó. Y no se refería solo a futbolistas ni técnicos. Quieren un Córdoba nuevo que llegue a Primera División “para quedarse”. Hablar de eso cuando el equipo lleva dieciseis semanas en puestos de descenso, a diez puntos de la permanencia, y acaba de perder ante un adversario directo suena extrañamente osado. Alguno diría que valiente, en consonancia con el lema que el club lanzó para alimentar la ilusión de la permanencia. Esto es el Córdoba. Y éste es Luis Oliver, quien lleva con naturalidad el hecho de estar siempre bajo sospecha -“sé que mi imagen pública es mala”, reconoció- pero que expuso sus mejores hitos en treinta años de dedicación al fútbol para dar a entender que el milagro es posible. El hombre fuerte del Córdoba dejó un buen puñado de perlas en forma de reflexiones y puyas. Le va el espectáculo.

La derrota ante el Barça B: “Los árbitros siempre se equivocan para los pobres”

“El equipo enamoró a la afición. El haber perdido fue un accidente porque el segundo gol fue en fuera de juego y el penalti no fue y lo pitó el línea. Los árbitros son humanos, pero siempre se equivocan para los pobres. Lo que cobra un jugador del Barcelona B lo cobra todo el equipo del Córdoba. Al equipo hay que felicitarlo”.

El desembarco: “Que González exigiera mi salida me dolió”

“Para mí fue muy duro. Aguantando meses de negociaciones, con sus excentricidades y temas raros que tiene. Tampoco dije lo que pensaba de él. Cuando me preguntaron dije que no lo iba a decir porque se rompía la operación. Que exigiera mi salida me dolió. Veníamos de una buena operación en el Betis y para nosotros era un honor invertir con Jesús León. Nosotros llevamos treinta años y hemos aprendido algo, aunque sea por edad. Jesús me dejó ser empleado entre comillas. Es la primera vez que no trabajo para mí, pero yo estoy encantado y podamos cumplir la misión de subir a Primera y para quedarse, no por un rebote”.

¿Qué encontró?: “En cualquier cajón que abras encuentras un problema”

“Estoy asustado de este club. Sucio, desorganizado, caótico… Es un milagro que vaya solo último, porque no he visto un caos así en toda mi vida. Cualquier área que toques, cualquier cajón que abras… Todo es problema, todo es un no. Ahora hemos abierto ventanas. El proyecto de León es salvador, positivo, que va a aportar en la ciudad un equipo en Primera cuanto antes. No sé si subiremos en dos, tres o cuatro. Pero lo haremos”.

La sorpresa de Carrión: “Se llevó el 25% de lo que la Liga nos permitía para fichar”

“Tuvimos un problema con el que no contábamos. Jesús compró el día 10 y el día 9 el club había llegado a un acuerdo con Carrión, que desconocíamos, y le pagaron 200.000 euros. La LFP nos imputó 100.000 para fichajes de enero. El 25 por ciento de lo que la Liga nos permitió gastar se lo llevó un entrenador que había estado aquí. Nos computaron también 75.000 de Narváez y eso es lo que no nos permite inscribir a estos chicos (Bambock y Montelongo). Hemos hecho un seguro de descenso, por lo cual las cláusulas de permanencia no tendrían que computar porque tenemos un seguro que las paga. Estamos peleando con la LFP para que a lo largo de la semana podamos inscribirles. Se ha hecho daño hasta el último segundo”.

El entrenador, en manos de los resultados: “La responsabilidad no es suya sino de otros”

“La presencia de Caparrós fue circunstancial, soy muy amigo de Caparrós y ni siquiera sabía que estaba aquí. Jorge Romero tiene todo el apoyo, todo el cariño. Me parece que es un crack. Tiene 33 años y los entrenadores son resultados, pero me parece un chico que va a hacer algo grande en el mundo del fútbol, lo que pasa es que está en un sitio inadecuado y él está remando para salvar al equipo, pero la responsabilidad no es suya sino de otros. Contra los resultados no puede ir nadie. Yo no tengo nada planteado. Hay muchas maneras de perder, como ante el Barça. Eso fue un accidente y no se puede plantear como derrota”.

Control de cuentas: “González engañó en junio y en enero se lo hicieron pagar”

“Con pillinadas. Te engaño aquí, te engaño allá. Engañó en que iba a vender más jugadores, en otras cosas… Pero eso tiene el recorrido muy corto, porque cada seis meses te examinan. Él los engañó en junio y en enero se lo hicieron pagar. Con el esfuerzo que hemos hecho, como hemos dado el doble de bajas, la Liga nos ha dejado gastar la mitad. Por lo menos hemos podido reforzar el equipo donde más carencias había”.

El 'otro equipo' del club: “Se van a tomar medidas drásticas en breve”

“Se van a tomar medidas drásticas en breve. A ver cómo lo digo sutilmente. Los que han originado este desastre no pueden seguir. Hemos tenido tres días para dar veintitantas altas y bajas para reformar los dos equipos. Ahora nos toca sufrir al presidente, a nosotros, a los jugadores que no se han ido del barco, a los nuevos… Nos toca sufrir por errores que no hemos cometido los que ahora estamos aquí. Unos van a estar en casa y otros aquí sufriendo cada domingo”.

Posibilidad de descenso: “La Segunda B es la peor categoría de todas”

“No va a ocurrir, pero lógicamente somos gente con talento y conocimientos normales y hay posibilidad de que pueda ocurrir. La Segunda B es un pozo. Es la peor categoría de todas. De ochenta suben cuatro. Vamos a estar en Primera y si hay que empezar en Segunda B, pues en cinco años estaremos en Primera”.

Los ciclos del fútbol: “Ningún dirigente sale por la puerta grande”

“El fútbol es ciclos, no te puedes eternizar. El propio Florentino Pérez se tuvo que ir por la puerta de atrás. Aquí hay cornadas con doble trayectoria, enfermería para todos los dirigentes… En el fútbol ningún dirigente sale por la puerta grande. Ninguno”

A vueltas con las instalaciones: “Son patéticas”

“Son patéticas, la verdad. Los campos de entrenamiento, fatal. Y el césped se va a arreglar ya. Nos dedicamos al fútbol. Si su lugar de trabajo está esas condiciones, cómo vamos a trabajar. Todo era un sinsentido. Lo primero que hay que hacer es que donde trabajan los chicos esté en perfecto estado. Era una locura”

La cantera: “Vamos a apoyarla, hay que parar la sangría de niños que se van”

“Nosotros la trabajamos mucho y bien. Se va a ver en el filial. Llevamos pocos días y cada vez que abres un cajón salen problemas. Aquí tienes a uno de la cantera del Xerez. Lo necesitamos. Hay que parar esa sangría de niños que se van para Madrid, Barcelona… Va a venir gente para la cantera, pero no podemos venir doce a trabajar. Tenemos unas oficinas frías, con muchos pasillos… Aquí hay que trabajar en despacho, ver partidos, reunirte, coordinarte… No se puede estar en casa trabajando por Internet y en estas oficinas no se puede trabajar. Ni el entrenador del primer equipo tiene un despacho”

El plan frustrado: “González hizo daño hasta el final”

“En diciembre teníamos un equipo planificado, con diez jugadores definidos y hablados. Todo preparado. Pero con este hombre, la gente a partir del dos de enero empieza a irse porque tienen que aceptar ofertas. La gente que planifica ficha el 2 y el 3. Estaba Tienza, Álvaro que ha ido al Nástic de Tarragona… Estaba todo planificado, pero cuando la anterior propiedad no firmaba, pues hacías hasta el ridículo. Queda feo. Hizo daño hasta el final. Le dices a la gente que vas a desembarcar aquí y luego es mentira. Así es dificil. Tiramos de contactos y te puede ir muy mal o muy bien. En Segunda se habían ido todos los buenos. Nos tuvimos que ir a Primera y a Segunda B. ¿Si hubiéramos hecho mejor equipo? Quizás no. Nadie se esperaba que viniera Reyes o Aythami. Pero de todos modos yo prefiero la planificación”.

Límite salarial: “Un seguro nos pagará las cláusulas de permanencia”

“Se sobrepasó en 1’2 y hemos gastado 392.000 y hemos dado de baja casi 800.000. Según la Liga, estaría sobrepasado en 800.000, pero según nosotros en nada porque nos computan una serie de cosas -cláusulas de permanencia- que nos va a pagar un seguro. Si el equipo logra la permanencia, esas cláusulas las pagará un seguro, pero en la Liga son muy estrictos en el control económico y se guardan mucho margen. Yo creo que no habrá déficit al final de la temporada. González hizo un presupuesto que iba a vender no sé cuantos… Pero eso al final se paga. A la Liga no la puedes engañar. Es de una torpeza absoluta. Como él no esperaba a fichar, pues se quedó parado. Nunca se sentó a hablar con la LFP porque tampoco es que tuviera mucha credibilidad. Jesús León fue ante la Liga con la verdad y eso ha permitido que nos abran esa puertecita, ese bocadillo de mortadela”.

El karma: “Igual traes aquí a Messi y no funciona”

“Aquí igual traes a Messi y no funciona. Hay un karma tan negativo… Jaime Romero aquí ni jugaba y ahora marca goles en el Lugo. Es que había un ambiente aquí... Si la gente es feliz, son diez puntos. Ya se está notando. Lo normal es equivocarte en algún jugador, pero equivocarte en todos por los que has pagado dinero… eso sí que es difícil. A mí me parece difícil de entender. Casualmente, todos los que has pagado dinero por ellos son los que menos han rendido. Hay maneras y maneras de hacer las cosas. ¿Por qué estaba el Córdoba el último? Porque la gestión ha sido de horror”.

Llegar a los 50: “Hay mucha tela que cortar”

“Este año no se va llegar a cincuenta. Hay que ganar ocho partidos. Reyes le dijo al míster: ¿Cuántos partidos hay que ganar?. Le dijo: ocho. ¿Ocho solo?, contestó. Él lo ve factible. Creo que el equipo está capacitado. Hay mucha igualdad. El Barcelona B es un equipo importante y creo que va a quedar el mejor de la segunda vuelta. Tú ves la Primera y todo el mundo sabe quién va a ganar. En Segunda va a haber muchas sorpresas y mucha tela que cortar. Hemos apostado por la permanencia”.

La afición: “Ahora somos todos uno”

“Hemos conseguido que haya comunión entre el equipo, la afición y la ciudad. Ahora somos todos uno. La gente, a pesar de irse dolida, se fue contenta porque vio que el equipo peleó y que fue un accidente. Que te piten un penalti que no es y que te metan un gol en fuera de juego en la última jugada no va a pasar todos los días. La afición va a seguir apoyándonos. Creo que están encantados con el presidente. Los jugadores que se han quedado son los de verdad. Aquí no hay mentiras ya. Yo lo que noto es que en el vestuario había rabia, dolor… y antes cuando no ganabas parece que daba igual. Yo creo que el ”sí se puede“ debe ser el grito de guerra”.

Los campos: “Se tomarán medidas y no nos va a temblar el pulso”

“Ocurrirán cosas, inevitablemente. Pero es mejor que se enteren ellos los primeros, no en una rueda de prensa. Se tomarán medidas y no nos va a temblar el pulso. Aquí el que la hace la va a pagar, como en todas las empresas del mundo. El que lo hace mal no puede seguir, pero eso aquí y en todos lados. Y en el fútbol, más”.

El pasado: “El noventa por ciento de lo que dicen de mí no es verdad”

“La imagen pública de mí es muy negativa, pero no es verdad. Te puedo asegurar que el noventa por ciento de las barbaridades no son verdad. Yo no me puedo dedicar a desmentir. Un medio de aquí dijo que me buscaba la Interpol y que había fichado a un croata. En el caso Betis salí en todas las portadas, pero yo salí absuelto. Las buenas noticias no interesan a nadie. Mi familia lo sabe porque les llamé por teléfono. Hemos hecho ascensos, traspasos, triunfos deportivos… Yo hice el equipo del Betis que hizo casi cien puntos. Rubén Castro, Jorge Molina, Beñat, Dorado… con la mitad de presupuesto que Lopera no subió el año anterior. Soy un tío normal. Indudablamente he cometido errores, pero también aciertos. Preguntad a la plantilla. Los equipos tienen alma y corazón. Los jugadores que había son otros porque se les da cariño y se les mima. La leyenda negra vende más. Soy un tío que acepta la crítica. Y a mí me metieron caña en Sevilla más que a González aquí, pero si mezclas cariño y dinero triunfas seguro. Cuando se dice la verdad puedes estar todo lo que quieras. Me gusta que me preguntes por mi horrible pasado”.

El plan: “Tienes que gobernar con tus convicciones, sin pensar en las críticas”

“Hemos quitado a los menos implicados y los más caros. Nos quedamos en los que creen en la salvación. Todos van a pasar un examen riguroso y los que lo hayan hecho mal no van a seguir en el Córdoba. Tú tienes que gobernar un club desde tus convicciones, no pensando que te van a criticar o a poner verde. Si hay que echar a un jugador que lo quiere mucho la prensa pero es un mentiroso, pues lo vamos a echar. ¿Me crearé enemigos? Pues claro, pero así es nuestra forma de actuar y no vamos a renunciar a eso”

El “horrible pasado”: “Prefiero eso a un horrible presente”

“La guerra del Betis fue muy dura. Lopera tenía setenta mil tíos en la calle, una gran cantidad de juicios, presión social… Esa constancia y perseverancia nos dejó sin honor público, pero sí con el privado. Al fútbol hay que venir ”insultadico“. Que este tío esté corriendo por Madrid es lo que mejor que le ha podido ocurrir a la ciudad de Córdoba en muchos años. Si digo lo que realmente opino de él tendría una querella penal inmediatamente. Con lo que he dicho, que es el uno por ciento de lo que pienso, creo que amigo mío no va a ser. Pienso lo mismo que los aficionados”.

Etiquetas
stats