Lo que pasó... y lo que está por venir

Fernández ve la tarjeta en La Romareda | LOF

Al Córdoba se le oscurece el panorama en lo deportivo. En La Romareda compitió con decencia y seguramente mereció algo más, aunque ya dejó claro en el postpartido su propio técnico, Jorge Romero, que de hipótesis no se puede vivir. “El acierto es lo que manda”, zanjó. Y su equipo no lo tuvo. Erró un penalti a falta de poco más de diez minutos y eso le penalizó al máximo ante un Zaragoza que, dicho sea de paso, presenta el aspecto más deprimente en mucho tiempo. Al conjunto blanquiverde, cuyo balance en las salidas es absolutamente tétrico (4 puntos de 39 posibles), le aguarda un porvenir inquietante. La derrota ante los maños, además de mantenerle enquistado en la zona de descenso, le deja unas dolorosas secuelas para la cita del próximo fin de semana ante el Barcelona B.

Dos de los jugadores con más peso en el equipo, José Manuel Fernández y Edu Ramos, se quedarán fuera del determinante duelo ante el filial culé del domingo 4 de febrero. El lateral derecho vio la quinta tarjeta amarilla en La Romareda y tendrá que cumplir un partido de sanción. La relevancia de su salida la marca el papel que ha jugado en las últimas jornadas, sobre todo después de la venta a Barnsley de Dani Pinillos. El cordobés ha tenido que desempeñar su jornada laboral actuando, según se terciara, en ambas bandas. Por la izquierda ya pasaron antes Pinillos, Mena o Galán. Todos menos Javi Noblejas, especialista en el puesto y fichado en el último momento en el mercado invernal. No ha debutado en Liga aún, pese a estar entrenando con el resto. Las cosas del Córdoba. Quién ocupará las bandas ante el Barça es a día de hoy una incógnita y motivo de las más descabelladas apuestas entre aficionados. Loureiro ha salido a escena. Seguramente haya algún fichaje que venga a echar una mano.

Lo de Edu Ramos tiene su miga. El de Churriana ha sido uno de los jugadores cuya -forzada- polivalencia le ha permitido tapar agujeros allá donde hiciera falta. Como mediocentro, central o lateral incluso. En Zaragoza se retiró entre lágrimas después de sufrir un golpe en la rodilla y una rara caída. Romero quedó a expensas de saber el resultado de la exploración médica para saber si el malagueño es baja y durante cuánto tiempo. Esta misma tarde hubo resultado y fue esperanzador. No hay percance de gravedad y, aunque será complicado que pueda estar ante el Barcelona B, podrá seguir contando como uno de los puntales en la batalla por la salvación. “Tras las pruebas médicas realizadas hoy, se confirma que solamente sufre una fuerte contusión con edema óseo en su rodilla derecha. La evolución clínica marcará la vuelta a los entrenamientos en los próximos días con el resto del grupo”, informó el club.

El propio futbolista se mostró aliviado a través de un mensaje en sus redes sociales. “Gracias a tod@s por los mensajes de animo, la verdad es que esperaba lo peor por el dolor tan fuerte que tenía. Las pruebas realizadas hoy indican que solo fue un susto, nada ni nadie podrá conmigo y espero que todo evolucione bien y estar a tope en estos días”, ha apuntado el mediocentro.

“No es de los que se queja, así que para que haya salido tiene que ser algo muy doloroso”, indicó Javi Lara a propósito de la lesión de su compañero. El capitán habló ante los micrófonos de Gol, donde confesó que el Córdoba “era un club abandonado” y mandó un mensaje a los jugadores que pudieran venir en el mercado: “Quiero que los que estén pensando en venir o no sepan que somos un grupo bastante unido, que no hay problemas. Pese a que el equipo está abajo, seguro que vamos a tener opciones de salir”.

Etiquetas
stats