Núñez, del Córdoba B: “El primer equipo debe estar, mínimo, en Segunda”

Núñez, con el balón, en un partido del Córdoba B | JUAN HUERTAS

Esfuerzo, afán, ahínco, sacrificio o empeño. Todas esos valores son esenciales para llegar a algo en el mundo del fútbol. Cuando se está en canteras de equipos grandes o en categorías más abajo de la Tercera División, con una cierta edad, se piensa que es imposible llegar a un objetivo por mucho que uno trabaje para conseguirlo. Sin embargo, el sueño para muchos, paso a paso, se va abriendo camino y va pareciendo más brillante. Es el caso de Fran Núñez, jugador del Córdoba B, que llegó el verano pasado a la disciplina blanquiverde y realizó toda la pretemporada con el primer equipo. Así, atendió a los compañeros de PTV Córdoba en una entrevista con más tintes personales de lo habitual.

En una “llamada muy grata del Córdoba”, Núñez arribó a tierras cordobesas procedente del Utrera, de Tercera División. El de Gerena, canterano del Sevilla FC, no terminó demasiado contento de su estancia en el complejo de la Carretera de Utrera e incluso valoró la posibilidad de dejar el fútbol. Según explica, fueron “muchos años en al cantera del Sevilla, allí terminas quemado, sin ganas de jugar al fútbol”. Tras el convencimiento de su padre en que siguiera haciéndolo, realizó un buen año en el Utrera que le sirvió para enrolarse en las filas del Córdoba. Y no lo tuvo fácil. “Es mucho trabajo, hay mucho sacrificio y más en Tercera División. La vida del futbolista en tercera es muy complicada”, confiesa el sevillano, que agregó las peripecias de su profesión mientras que su círculo más cercano lleva una vida ociosa. “Mis amigos se van de fiesta y tienes que estar en casa tomando pasta y fruta. Al próximo día (toca) rendir y cumplir, es una vida que tú eliges llevar”, explicó Núñez.

En cuanto a su objetivo personal como jugador cordobesista, el lateral derecho lo tiene claro: tener su oportunidad en el primer equipo. “A priori, (mi objetivo es) hacerlo muy buen con el B, ascender a 2B y (también) esperar la oportunidad de Juan Sabas y debutar con el primer equipo”. Por ahora, el puesto está doblemente cubierto por Manu Farrando y Álex Robles, por lo que el jugador del segundo plantel podría aprovechar su oportunidad en caso de lesión por un exigente calendario o en otras competiciones como la Copa del Rey. En cualquier caso, el futbolista de 22 años realizó una buena pretemporada con la primera plantilla y partiendo de titular en varios partidos en ese periodo. En esa etapa, Núñez reveló estar “bastante contento por hacer la temporada con el primer equipo y muy satisfecho de que hayan contado conmigo”, un primer equipo que, a juicio del propio jugador, “debe estar mínimo en Segunda División”.

El gerenense lo tiene claro acerca de la posibilidad de parar la competición, asegurando que “estamos tranquilos, en el club cuenta con instalaciones que otros clubes de tercera no pueden contar (para tema Covid-19). Siempre al aire libre. Para otros clubes puede ser complicado. Partiendo de la base que lo primordial es la salud, a nivel futbolístico, al Córdoba no le viene nada de bien. Físicamente estamos bien, sabemos que los resultados van a llegar”. Por ahora, el filial no ha saboreado las mieles de la victoria y solo ha arrancado con dos puntos de doce posibles y quiere hacerlo cuanto antes para auparse a los puestos de arriba. Sin embargo, Núñez confía en su entrenador, Germán Crespo, del que cree que es “un hombre muy cercano y metódico en su trabajo” que lleva a un “grupo unido, da igual quien juegue más o menos”. La reacción, sea como fuere, debe llegar rápido para que el Córdoba B empiece a sumar puntos, con el propio Núñez como pilar indispensable en el once.

Etiquetas
stats