Mejoría insuficiente del Ángel Ximénez en Aranda

Acción en ataque del Ángel Ximénez.
Los pontanos rindieron a mayor nivel ante el Villa de Aranda, pero no consiguieron evitar su cuarta derrota consecutiva (33-30)

La reacción del Ángel Ximénez sigue sin llegar. El conjunto pontano sumó este sábado su cuarta derrota consecutiva al caer en la pista del Villa de Aranda, donde mejoró respecto de anteriores encuentros. Pero ese paso adelante no fue suficiente para superar a un rival que marchó siempre por delante en el marcador, pero que al descanso no las tenía todas consigo. Al final del primer acto, los burgaleses vencían por dos goles de diferencia (17-15), una renta que dejaba abierto el encuentro de cara a la segunda parte. Más aún si se tiene en cuenta la actuación en ataque de Chispi y de Rafa Baena. El primero cerró el choque con once tantos, mientras el segundo lo hizo con ocho. Ni siquiera la capacidad anotadora de ambos sirvió para sacar algo positivo del tercer desplazamiento de los de Barbeito esta campaña.

El inicio del duelo no fue el deseado para los pontanos, que se encontraron con un 4-1 en contra antes de alcanzar el cuarto minuto de juego. Pero se rehicieron y llegaron a igualar cuando restaban a falta de tres para el descanso. Sin embargo, el Villa de Aranda no permitió que el marcador se viera volteado y lograron una nueva ventaja de dos tantos (17-15). En la reanudación, los burgaleses mantuvieron en todo momento su renta favorable, pero tuvieron que guardar máxima concentración e intensidad para evitar que el Ángel Ximénez les diera un disgusto. La escuadra que dirige Barbeito no perdió la cara al partido y anduvo entre los dos y los tres goles de desventaja, pero los locales vivieron una gran fase a partir del 24-23 y establecieron un 29-23 que dejaba casi decidido el encuentro. Restaban algo más de nueve minutos para la conclusión y aunque el conjunto cordobés siguió en la lucha sólo pudo maquillar el resultado final (33-30).

Etiquetas
stats