¿Cómo conseguir que la masa social no huya?

Aficionados del Cördoba durante un partido en El Arcángel | MADERO CUBERO
El Córdoba prepara una estrategia para impedir una fuga masiva entre los más de 16.000 abonados que tuvo en Primera División

Se asume que no serán tantos como en Primera División. El fútbol tiene sus códigos y ritmos propios, asociados básicamente a los resultados deportivos más allá de las campañas de marketing. A mayor éxito, más socios; si hay fracaso, se marchan. Y aunque hay algunas excepciones -la más notoria, la del Betis, que hizo más abonados tras descender-, el común de los clubes afronta después de una bajada de categoría el espinoso problema de mantener prietas las filas y evitar la desbandada. El Córdoba prepara una estrategia para conseguir que la fuga de socios no sea traumática. ¿Qué van a hacer? Tiempo han tenido más que suficiente para armar un plan, cuyas líneas maestras son las clásicas: el anuncio de un cambio en la política deportiva con fichajes de impacto en puestos clave y, obviamente, una rebaja en los precios de los carnés.

Tras la certificación matemática del descenso se han producido varios lanzamientos de globos sonda y veladas declaraciones de intenciones, auqnue sin oficialidad. A día de hoy, el Córdoba CF está sin director deportivo, sin entrenador, con toda la plantilla de vacaciones y apenas diez contratos -y no todos cuentan- en vigor a la espera de recuperar a los cedidos. Además, se ha iniciado un goteo de salidas -desde el asesor deportivo Cándido Cardoso a la directora financiera, María González- que puede continuar con nombres de referencia como los de Javier Jiménez, vicepresidente y consejero delegado, o José Antonio Romero, entrenador y coordinador en la cantera desde hace dos décadas. ¿Novedades? En cartera están el director deportivo Emilio Vega, actualmente en el Elche, y el técnico Anquela, en el banquillo del Numancia. El leonés mantiene conversaciones para desvincularse de la entidad ilicitana, donde tiene contrato en vigor, y al entrenador linarense aún le quedan un par de partidos intrascendentes para cerrar su etapa de dos cursos completos en Soria. La oficialización de esos puestos clave será el pistoletazo de salida para la remodelación. Hasta ahora, el mejor “fichaje” es la confirmación de que los que han sido señalados como culpables del desastre se marchan para no volver.

Según los datos de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), el Córdoba tuvo 16.589 abonados en la temporada 14-15. Con ser dañino, el descenso no fue lo peor; el equipo cerró el curso con una sola victoria ante su afición -ante el Granada, por 2-0, el día de Reyes-, algo que ha dejado secuelas. Con todo, hay un dato conmovedor sobre la fidelidad y el aguante del cordobesismo. Según datos de Opta Sport, El Arcángel logró cubrir el 85'9% de su aforo con una asistencia media de 18.027 espectadores (la capacidad del estadio es de 21.000). ¿Cuántos certificarán su adhesión al Córdoba con un carné para el curso 15-16? Carlos González ya dejó caer que preparan una campaña agresiva, con precios que irían desde los 75 hasta los 200 euros. Y, además, abono gratuito para los socios en el caso de que se produzca el retorno a Primera División. Movimientos, en breve. De momento, tensión contenida.

Etiquetas
stats