Loren Burón y Ricardo Pozo dicen adiós al ascenso

.

El avance del play off de ascenso a Segunda División va poco a poco acabando con las esperanzas de diversos clubes, y por ende, de varios de los cordobeses con opciones de estar el próximo curso en la categoría de plata. El formato exprés de la Real Federación Española de Fútbol ha hecho que la igualdad sea máxima, lo que está deparando en encuentros resueltos al límite de sus posibilidades. En este sentido, la segunda jornada de competición deparó el adiós de otros dos representantes califales. Uno sobre el césped y otro desde los despachos. En efecto, Loren Burón y Ricardo Pozo se despidieron del sueño de la promoción. El primero culminando una temporada histórica para su entidad, mientras que el otro veía apagarse el que era el objetivo ineludible para el club en el que trabaja.

El centrocampista de Puente Genil ya había logrado hacer historia con la Peña Deportiva, con el simple hecho de alcanzar las semifinales. Estaba únicamente a 180 minutos del fútbol profesional. Y lo tuvo cerca el cuadro balear, nada menos que frente al CD Castellón de Rafa Gálvez, de nuevo titular, y Francisco Regalón, que no fue de la partida. Además, los valencianos llegaban tras perder en su primera eliminatoria, aunque como flamantes campeones de su grupo. Por tanto, el cartel de favoritos iba para ellos. Eso sí, el conjunto isleño se dejó todo sobre el terreno de juego, pues, pese a las expulsiones de Cruz y Del Val, logró llevar el encuentro al tiempo extra. Ahí, y ya con Burón sobre el césped, fue el Castellón el que tuvo más acierto, ya que Cubillas materializó en el 111' de juego el gol que les otorgaba el billete para la siguiente ronda.

De este modo, el pontano se despide por la puerta grande del torneo, al tiempo que Gálvez y Regalón continuarán en la pelea por subir, y en la que aguarda el Cornellà (domingo 26, 22:00 horas) como último adversario para conseguir el ascenso. Ellos serán los últimos supervivientes de la armada cordobesa en el play off de Segunda B.

Finalmente, el que tampoco podrá saborear las mieles de regresar a Segunda A es Ricardo Pozo, director deportivo de la Cultural Leonesa. El equipo castellano-leonés, después de superar con claridad al Yeclano en el primer cruce, protagonizó un duelo de auténtico despliegue físico y mental ante el Sabadell. Una contienda de las que gusta ver a los aficionados, y en la que hubo también una doble expulsión, en este caso por cada bando. Así, fueron primero los catalanes los que se adelantaron al cuarto de hora. Sin embargo, la Cultural le dio la vuelta al electrónico, primero con el empate de Héctor Hernández en el 62', mientras que Menudo desató la locura en el 86'. Todo parecía visto para sentencia, pero Óscar Rubio devolvió de nuevo las tablas en el tiempo de descuento. Prórroga sin goles y el todo o nada en la tanda de penaltis, donde el Sabadell se mostró un poco más efectivo para llevarse el choque por 6-7.

Etiquetas
stats