Keko, otro cordobés en la élite

.

Uno más para la historia. El luqueño Sergio Rodríguez Jiménez, conocido deportivamente como Keko, consiguió el pasado fin de semana dos hitos: uno personal, pues disputó sus primeros minutos en la Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala, y otro colectivo, al engrosar un poco más la lista de cordobeses debutantes en dicha división. Sin duda, el encuentro entre el Córdoba Patrimonio de la Humanidad y el Viña Albali Valdepeñas en el Pabellón Virgen de la Cabeza quedará como un encuentro que el futbolista jamás olvidará. No en vano supone la recompensa a años de esfuerzo y sacrificio como parte de la cara más modesta del deporte. De hecho, el suyo, al igual que el de la mayor parte de sus compañeros, es un caso más de jugador formado en maratones de pueblo y en equipos de la provincia que un día decidió unirse a esos mismos integrantes para protagonizar una gesta inolvidable.

"Tengo ganas de debutar, de competir, pero a la vez estoy tranquilo porque sé que llegará el momento", comentaba el número 13 blanquiverde en la previa del partido en Valdepeñas acerca de un debut que veía "difícil". "Tenemos una plantilla con quince tíos muy igualados", indicaba entonces. Aunque él nunca dejó de trabajar. "Mis jugadores saben que el que se quede dormido sale de la convocatoria", decía Maca tras el encuentro. Y su momento llegó. En concreto, el pivot natural de la localidad de Luque disponía de sus primeros minutos con la elástica del Córdoba Patrimonio de la Humanidad en la mejor liga del mundo al paso por el 7 de juego.

En este enfrentamiento también se estrenó de blanquiverde en Primera otro cordobés, aunque en su caso no fue debut en la categoría. Fue Juanra, que ya sabía lo que era saborear las mieles de la máxima división al lograrlo una campaña antes en las filas del BeSoccer CD UMA Antequera. Es por ello que para Keko fuera una jornada realmente especial pese al resultado final (4-1). El jugador salió a la pista y dio muestras de su característico juego. Intensidad, desborde y una actitud sobresaliente, aunque no encontró el premio del gol. Pero no dude nadie que lo seguirá intentando.

Después de iniciar su andadura deportiva en las categorías inferiores del equipo de su localidad y del Cabra Vital, el jugador siguió cogiendo experiencia en clubes punteros de la provincia como el Calderería Manzano Bujalance FS o el Sinapsis Luque, hasta que le llegó su primer reto internacional en la campaña 2014-15 para defender la elástica del ASD Futsal Bisceglie de la Seria B italiana. Al curso siguiente regresaría de nuevo a España para jugar en las filas del Real Betis, si bien no duraría mucho pues haría de nuevo las maletas en la 2016-17 para firmar con el Atlante Grosseto, de nuevo en la categoría de plata transalpina. Allí permanecería las dos siguientes campañas, hasta que el proyecto del Córdoba CF Futsal llamó a su puerta en la 2018-19. En la entidad de José García Román ha encontrado de nuevo estabilidad y ha logrado el mayor éxito de su carrera: ser de pleno de derecho jugador de Primera División.

Etiquetas
stats