Los Juegos Municipales arrancan bajo protesta

Un partido de baloncesto en el colegio Cervantes | ISABEL LUQUE

Los Juegos Deportivos Municipales arrancaron su edición 2016-17 después de aplazar el comienzo una semana por la falta de un seguro obligatorio para la cobertura de los participantes, según exige la Ley del Deporte. El Instituto Municipal de Deportes (IMDECO), que organiza esta actividad -en la que intervienen más de cinco mil niños- con el respaldo de las federaciones deportivas, anunció que había llegado a un acuerdo con la empresa Los Ángeles para dar el servicio de asistencia médica a quienes se accidentasen durante la disputa de los partidos, según explicó en un comunicado remitido a los clubes. La solución, sin embargo, no ha dejado satisfecho a todo el colectivo. Y a pesar de que desde sus canales oficiales el Instituto de Deportes trata de lanzar un mensaje de aparente normalidad, lo cierto es que el germen de la rebelión sigue latiendo dentro de la comunidad deportiva. De hecho, hay clubes de distintas especialidades que continúan reticentes a la hora de afrontar los partidos.

El foco de protesta se centra especialmente en los equipos de baloncesto, que excepto alguna disidencia han logrado armar una estrategia para “al menos, tener un poco más claro cómo va a quedar todo y a qué debemos atenernos a partir de ahora”, indican fuentes  de un grupo de entidades que se han unido para reclamar datos al IMDECO sobre las características de la cobertura médica que han contratado. Con el respaldo de una firma de abogados, han remitido una solicitud al IMDECO esta misma semana. En el documento expresan que “la escasa y limitada información comunicada por parte del IMDECO respecto a un tema tan sensible y singular como es el de la asistencia sanitaria de los deportistas participantes en las diferentes competiciones hace estrictamente necesario que por parte del IMDECO se proceda a clarificar algunas cuestiones esenciales que pueden afectar al normal desarrollo de la competición en general y a los deportistas en particular”.

El colectivo de equipos requiere al IMDECO para que “comunique a todos y cada uno de mis representados la naturaleza jurídica de los Juegos Deportivos Municipales, esto es, si se trata de competición oficial o no oficial según el Artº 21 de la Ley 5/2016, de 19 de Julio, del Deporte de Andalucía a los efectos de determinar las coberturas obligatorias”. También insta al organismo que preside Antonio Rojas a facilitar una copia del contrato suscrito con la entidad Los Ángeles SL y que comunique “si los servicios sanitarios contratados cumplen las previsiones del Artº 42.5 de la Ley 5/2016, de 19 de Julio, del Deporte de Andalucía”.

El presidente del IMDECO, Antonio Rojas, ha admitido que el fondo de la cuestión es económico. “Teníamos un seguro contratado con una compañía, la misma que lo llevaba en años anteriores, pero nos encontramos con la sorpresa de que se retiró porque ya no ofrecen este producto. Antes costaba 27.000 euros y ahora una cobertura para estas actividades deportivas puede irse hasta los 90.000”, explicó en declaraciones a Canal Sur Radio. “Sacamos un contrato menor para poder cumplir con la legalidad y ahora seguimos estudiando soluciones para el futuro”, expresó Rojas, quien apostilló que “en este país, por fortuna, todos los ciudadanos tienen una sanidad pública y gratuita de calidad garantizada”.

Entre los equipos, los dirigentes están comunicando la situación a las familias y el desconcierto es patente. Después del aplazamiento de la primera jornada y la falta de asistencia a la segunda -por lluvia y por la premura en la comunicación del IMDECO de que se había resuelto el problema de seguro-, los equipos se plantean muy seriamente continuar con el paro. Desde la organización les han comunicado ya que en el caso de no acudir a los partidos de la próxima jornada serían objeto de una sanción económica -ronda los 18 euros para los que juegan en una instalación cubierta- y, en el caso de continuar sin presentarse una jornada más, se aplicaría el reglamento y serían expulsados de la competición. Ante esta tesitura, y mientras aseguran que seguirán reclamando más información sobre la cobertura médica al IMDECO, la mayoría está estudiando salir a jugar los partidos manteniendo una actitud de protesta por lo que consideran una situación anómala.

Etiquetas
stats