Joselu, ante un regreso diferente: Berges espera

Joselu, en una de sus visitas a El Arcángel con el Lugo | MADERO CUBERO

Una jornada sí y a la siguiente, también. Desde hace campañas los reencuentros, que son norma en el fútbol, son cada vez más numerosos en el caso del Córdoba. Tanto que casi en todos los choques tiene ante sí a un viejo conocido. Sin ir más lejos, el conjunto blanquiverde comienza a caminar esta temporada después de recibir en El Arcángel a Aritz López Garai. Como técnico, eso sí. Tras el vasco, otro ex prepara su visita al coliseo ribereño en apenas unos días. Se trata de Joselu, que regresa al que fuera su estadio con la elástica del Real Oviedo. No es ésta la primera ocasión en la que el delantero vuelve, pues ésta es la cuarta en que lo hace. Aunque ninguna de las precedentes resultara diferente como sí lo es ésta. Porque el onubense retorna ahora con Rafa Berges de nuevo en la entidad califal. Quien le dirigiera en su etapa como blanquiverde es ahora director deportivo del club.

En efecto, la aparición de Joselu como rival en El Arcángel no es novedosa. Hasta tres veces estuvo ya sobre el verde de su antiguo hogar deportivo con otro equipo. Lo hizo por vez primera con el Recreativo de Huelva, con cuya camiseta llegó en la campaña 2013-14. Tenía entonces aires de revancha su vuelta, pues la Liga inmediatamente anterior cerró un más que discreto paso por el cuadro califal. Los albiazules cayeron por 2-0 y el punta pasó desapercibido ante su antigua afición. Y eso que disputó 85 minutos. Con el conjunto onubense continuó otro curso, pero el Córdoba estaba en ese instante en Primera. El tormentoso periplo de los blanquiverdes por la elite vino a coincidir con un campeonato traumático para el Decano, que terminó por caer a una Segunda B en la que todavía continúa. Eso sí, cuando los del Nuevo Colombino no pudieron evitar su caída al pozo el delantero ya no estaba: en el mercado invernal de la 2014-15 salió rumbo al Mallorca.

La siguiente temporada cambió el bermellón por el rojiblanco, ya que firmó con el Lugo para la 2015-16. Fue con el conjunto gallego con el que vivió su segundo encuentro en El Arcángel tras su etapa como blanquiverde. Esa vez visitó el coliseo ribereño en la segunda ronda de Copa y su participación resultó decisiva. Un gol suyo significó la eliminación del Córdoba del torneo del KO. En Liga, sin embargo, no jugó ante los seguidores del cuadro califal. Sí lo hizo una campaña después, cuando explotó como goleador. Y volvió a hacer diana, de forma que ayudó a la escuadra del Ángel Carro a sumar un punto en un frenético partido que acabó con un equilibrio a tres. Por si fuera poco, Joselu también anotó en la segunda vuelta y con su tanto los lucenses vencieron al cuadro califal.

Sus positivos registros con el Lugo le valieron para dar el salto a un favorito al ascenso posteriormente. El de Cartaya cerró el ejercicio 2015-16 con un total 23 goles, cifra que le valió para ser pichichi de Segunda A. Lógico fue por tanto que atrajera a un recién descendido como el Granada, en el que se enroló para estar a las órdenes de José Luis Oltra, con el que por cierto coincidió en el Recreativo. Con los nazaríes no consiguió el onubense acercarse a su exitoso registro de una temporada antes y sólo vio puerta en nueve ocasiones. Sus guarismos en materia anotadora fueron a menos, pero no tanto su aportación en el campo: disputó 41 choques. Uno de ellos fue el que le trajo de nuevo a El Arcángel, esta vez sin lograr diana. Sí que batió a Kieszek la pasada campaña en el Nuevo Los Cármenes.

Joselu, Berges y un curso complejo

Esta temporada el regreso de Joselu al coliseo ribereño se produce con otro equipo. El quinto desde que abandonara el Córdoba en 2013. Lo va a hacer con el Oviedo, si bien es probable que no lo haga con presencia directa en el césped. Por ahora no le queda otra que luchar por el nueve en el conjunto que dirige otro hombre con pasado blanquiverde, Anquela. En la primera jornada saltó al terreno de juego del Tartiere en el minuto 76, dado que la referencia en ataque para los asturianos era una vez más Toché. Sea como fuere, el de Cartaya va a sumar otro retorno a El Arcángel, esta vez diferente a los anteriores. Curiosamente, en su vuelta se va a reencontrar con el que fuera su técnico en su etapa como futbolista blanquiverde. Éste no es otro que Rafa Berges, quien semanas atrás asumió la responsabilidad de la dirección deportiva de la entidad califal.

Toca viajar a la temporada 2012-13 para contemplar a Joselu de blanco y verde con el ahora encargado de confeccionar la plantilla del Córdoba como jefe. Si a Rafa Berges se le encomendaba la tarea de dejar en el olvido a Paco Jémez, al delantero no le correspondía una labor más sencilla. Llegaba después de una campaña memorable por parte de Charles, con un Pepe Díaz batallador y un Borja García sobresaliente. El madrileño había llevado al extremo su capacidad para hacer gol y al de Cartaya le dieron el encargo de asumir el rol de referente.

No lo consiguió y poco a poco cedió protagonismo a favor de Enzo Rennella. Con la llegada de un Xisco explosivo en el mercado de invierno su papel pasó a ser ya plenamente secundario. Apenas marcó tres goles en los 26 partidos de Liga en que participó en un campeonato en el que todo saltó por los aires en El Arcángel con la destitución del ahora director deportivo. De la mano de Juan Eduardo Esnáider no mejoró la situación para el punta, que el sábado se mide no sólo a su viejo equipo sino, en cierto modo, al que fuera su entrenador en el mismo.

Etiquetas
stats