Janse, el primer holandés blanquiverde, estuvo ahí

Jens Janse se afana en misiones defensivas en su debut oficial. FOTO: MADERO CUBERO
El lateral derecho conoció el peculiar espíritu de El Arcángel en el triunfo que rompió un maleficio que duraba casi cuatro décadas

Le delataban tanto su físico -rubio, de tez clara- como la respuesta fisiológica a la infame temperatura de la noche estival cordobesa. Los chorros de sudor caían del rostro de Jens Christiaan Hubert Peter Willen Janse (Venlo, 1986), el primer jugador holandés que viste la camiseta blanquiverde en casi sesenta años de historia de la institución. En la jornada 1 de la Liga Adelante, el Córdoba recibía a la Ponferradina. Y Janse, que se incorporó para reforzar el flanco derecho después de las salidas de Seoane (retornó al Depor tras su cesión) y Cristian García (al Sabadell), estuvo en el primer once de Pablo Villa. Despachó una noche aseada, empotrado en un lateral que defendió de las acometidas -pocas y aturulladas- de la Ponfe. Se ganó una tarjeta amarilla en su celo por preservar la seguridad de su área. Antes de terminar el duelo, con empate a cero, fue protagonista indirecto de un cambio crucial. Salió del campo en el minuto 80 y le sustituyó John Christophe Ayina, por lo que la zaga local se quedó con tres hombres y el tráfico en la vanguardia aumentó. Luego ocurrió: ganó el Córdoba en un homenaje a la globalización. Se fue un holandés, entró un congoleño con nacionalidad francesa y terminó marcando un argentino con pasaporte israelí. 1-0 y racha rota. Tres puntos y a soñar.

Janse comenzó a jugar al fútbol con el equipo de aficionados MVC ´19 de Maasbree, la ciudad donde creció. Después ingresó en los equipos juveniles del VVV-Venlo, el club más grande de la ciudad que le vio nacer. Pronto fue descubierto por el PSV Eindhoven, donde actuó como volante antes de adaptarse al lateral derecho. En el PSV había jugadores que tapaban su progresión, como Bogelund, Ooijer y Reiziger, por lo que cambió de aires y fichó por el Willem II en la temporada 2005-06. Ahí estuvo cinco temporadas, llegando a ser internacional sub 21 en dos ocasiones, antes de fichar por el NAC Breda, del que llegó al Córdoba este verano. Se convirtió, de este modo, en el primer futbolista de nacionalidad holandesa que se incorpora a la entidad blanquiverde. Ha sido habitual en todos los ensayos de pretemporada y Villa está trabajando especial con él. “El campeonato holandés no es el español”, ha dicho en alguna ocasión el técnico alcorconero. Y tanto. A Janse se le nota. Pero lo sabe y actúa para mejorar, lo que sin duda es un buen comienzo. A sus 27 años, se ha marcado un desafío en el Córdoba.

En un club que ha tenido su mercado habitual de extranjeros en Argentina (de Onega a Strahman, pasando por Montenegro, Cristian Álvarez y Dubarbier) y Brasil (de Fabao a Paulinho, pasando por Anderson y Charles), Janse figura como único representante de una de las 22 nacionalidades distintas de procedencia de los fichajes que ha realizado el Córdoba. El holandés pasa a integrar la lista de contrataciones únicas de países como Paraguay (Dante López), Nigeria (Lawal), Suecia (Fredrick Soderstrom), Croacia (Mate Bilic), Noruega (Christer George), Rumanía (Dennis Serban), Camerún (Lauren), Filipinas (Javi Patiño) o Rusia (Oleg Salenko).

Etiquetas
stats