Isaac Becerra, el único que no se mueve

Isaac Becerra atrapa el balón en el duelo con el Cádiz B | ÁLEX GALLEGOS

Sorprendente por inesperado es el último once dispuesto por Enrique Martín. El primer aspecto de interés en este sentido es, sin duda, el cambio de esquema. Éste no es el único pues otro no menos significativo depara la decisión del navarro. Las variaciones dentro del equipo en lo que a nombres se refiere suponen en esta ocasión que sólo un futbolista del Córdoba sume todos los minutos de competición liguera. El descarte de Imanol García y la suplencia de Fernández ante el Cádiz B dejan a Isaac Becerra como el último inamovible para el preparador califal. El portero permanece además como fijo en las alineaciones del conjunto blanquiverde, toda vez que Chus Herrero, al igual que el centrocampista y el lateral, también perdiera esta condición el domingo.

En efecto, es el único que no se mueve después de siete jornadas de campeonato en el Grupo IV de Segunda B. Dicho de otro modo, nadie en el Córdoba acumula los 630 minutos de juego que por el momento van. Un hecho éste que es consecuencia de la pequeña revolución que llevó a cabo Enrique Martín dentro del once en el último duelo liguero. Hasta el choque con el Cádiz B el navarro siempre mantuvo su total confianza en determinados jugadores. Imanol García era uno de ellos, tal y como se preveía tras su fichaje. El centrocampista debutó en Primera de la mano del técnico y también fue indiscutible en su etapa en el Nàstic. Era una de las manos derechas del preparador califal, que sin embargo optó por prescindir de él ante el filial amarillo.

No menos importancia tenía Fernández en el esquema de Enrique Martín. El lateral se hizo con la titularidad al comienzo de la temporada pese a que parecía todo igualado en la competencia con Raúl Cámara. Al igual que el centrocampista, ante el Cádiz B se vio relegado en su puesto. En su caso corrió mejor suerte pues al menos estuvo en el banquillo y de hecho participó una gran cantidad de minutos ante el Cádiz B tras la lesión que sufrió Jesús Álvaro. La salida del once de Imanol García resultó un tanto más extraña dado que ni siquiera estuvo convocado. Sea como fuera, ambos dejaron de tener el rol de fijos para el técnico del Córdoba y del mismo modo perdieron el ritmo de suma de minutos que apenas les aguantaba Isaac Becerra.

Además de ser titulares siempre, tanto el lateral como el mediocentro habían jugado la totalidad de los minutos hasta el domingo. Con 540 llegaron a la previa del duelo con el Cádiz B, motivo por el que resultaba difícil pensar en sus ausencias en la alineación califal. Pero se dio esta circunstancia y el guardameta quedó y queda de esta forma como el único inamovible. La presencia en el once del Córdoba del catalán no arroja la más mínima duda para Enrique Martín, que también le conoció en su período como entrenador del Nàstic. El portero le ganó la partida, como era previsible, a Edu Frías en una pretemporada en la que, eso sí, ambos completaron grandes actuaciones. En la segunda jornada estuvo a punto de ser baja por unas molestias, pero no sucedió.

Cabe recordar que el cancerbero es uno de los fichajes más destacados de la entidad califal el pasado verano. Más que nada porque venía a ser una contratación de claras garantías para Segunda B. Por ahora consiguió mantener la puerta a cero en tres de los siete partidos disputados, el último precisamente el del domingo ante el Cádiz B. En ese encuentro también logró el badalonés ser el único jugador indiscutible en las alineaciones de Enrique Martín, puesto que Chus Herrero lo había sido al igual que él y los mencionados Imanol García y Fernández. El central era otra mano derecha del técnico y había participado en todas las jornadas desde el inicio. Llegó incluso a actuar como pivote defensivo en Yecla. Pero en el choque con el filial amarillo al aragonés le tocó asumir el papel de suplente sin contar siquiera con minutos.

Etiquetas
stats