De India a Córdoba: el interminable trayecto de Fran González

.

Maletas hechas y una sola intención: volver a casa. Esa es la idea que tenía en mente el cordobés Fran González que, una vez confirmada la decisión de suspender la competición que restaba en la I-League, la máxima categoría de fútbol de la India, se puso a planificar el viaje de vuelta a su ciudad natal. Un largo trayecto en condiciones normales, pero que se acentúa al tener en cuenta la crisis sanitaria que está padeciendo la mayor parte del planeta. Fue el 20 de abril cuando se tomó dicha decisión, teniendo en cuenta además que ya había poco en juego. De hecho, el propio central había logrado hacerse con el título de liga semanas atrás, erigiéndose como líder del Mohun Bagan FC, su actual club, cuando aún faltaban cuatro jornadas por disputarse.

"La idea de volver no la tomamos antes, puesto que la liga tenía la intención de acabar la temporada y, por tanto, el club no nos daba permiso para marcharnos", afirma Fran a CORDÓPOLIS. Eso sí, el futbolista recalca que "siempre estuvimos en contacto con la embajada española, aunque tampoco nos daban una solución concreta". Así, una vez confirmado el desenlace definitivo "esperamos al 30 de abril que acababa mi contrato con el club y cogimos el primer vuelo que había", matizando además que, entre el 20 y el 30 de dicho mes, "no había ninguno". Sería el pasado domingo 3 de mayo a las 10:00 horas cuando se iniciase una aventura que comenzó con más de un día de viaje en autobús desde Calcuta a Nueva Dheli, la capital del país. "Con la embajada de Holanda cogimos el día 5 un vuelo desde Dheli a Ámsterdam", prosigue, pero subraya que "la embajada española, al final, lo único que nos gestionó fue el permiso para circular" en ese mencionado autobús. "Ellos decían que era decisión del Gobierno, que no podían hacer nada, pero es cierto que no recibimos ningún tipo de apoyo por parte de la embajada española", remarca.

El primer contratiempo ya tuvo lugar con ese mencionado autocar privado, que contrataron ellos mismos, aunque "habíamos quedado a las 8:00 donde nosotros vivíamos y no pudo llegar hasta las 10:00 porque había muchas carreteras cortadas". Eso sí, "afortunadamente era muy cómodo", y para nada parecido "a los que nos habíamos subido previamente en la India, te puedes hacer una idea", recuerda. Después de 30 horas de viaje, "que tuvimos que hacerlas seguidas porque estaban todos los hoteles cerrados", llegaron a la capital el lunes 4 por la tarde y el vuelo no partía hasta la madrugada, por lo que "decidimos irnos a un hotel para darnos una ducha, comer algo caliente y descansar un poco". Justo antes de tomar ese vuelo fue cuando "nos hicieron el único control que nos han hecho en todo el camino, que fue firmar un formulario en el que decíamos que no teníamos ningún síntoma y tomarnos la temperatura".

A las 8:00 horas del martes día 5 aterrizaron en la ciudad holandesa y, desde ahí, el único vuelo de vuelta a España estaba programado para las 8:30, por lo que les resultó imposible cogerlo. "Cogimos otro hotel allí en Ámsterdam, en las inmediaciones del aeropuerto, y estuvimos hasta el miércoles, y salimos a las 9:00 con destino a Madrid". A la llegada "esperábamos que nos hicieran algún tipo de test rápido, pero entiendo que lo de los test masivos aquí en España no es una opción, visto lo visto", aunque "al menos la gente que veníamos de otros países, que es cierto que allí hemos hecho un mes y medio de cuarentena, pero veníamos en un avión de 200 plazas que no cabía un alfiler". Sin embargo, "lo único que nos encontramos fue a unos guardias civiles que nos dijeron si nos había pillado de vacaciones, les dijimos que estábamos trabajando y listo", cuenta González.

El último paso fue un tren desde la estación de Atocha hasta Córdoba, donde llegaron aproximadamente a las 16:00 horas. Una vez en la ciudad, él y su familia decidieron irse a un apartamento turístico "que tenemos por el centro", más que nada "por hacer un poco de cuarentena. Ahora me hace gracia que ha salido una medida del ministro de Sanidad que comentaba que había que hacer una cuarentena obligatoria de dos semanas, nosotros la hemos hecho por decisión propia y por seguridad. En ningún momento se nos aconsejó", aclara. Y allí se mantendrán hasta el día 20 para "poder reunirnos con la familia o, al menos, vernos un poco más".

Finalmente, en lo que respecta al futuro, Fran González afirma que su intención "es volver a India, porque la temporada ha sido bastante buena y tengo varias opciones. Tengo un año más de contrato en el Mohun Bagan, que se ha unido al TK, y me han dicho que cuentan conmigo, pero es cierto que barajo otras opciones de Superliga".

Etiquetas
stats