Las incógnitas de la enésima reconstrucción

Manzambi, pugna por un balón en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

No le queda más remedio. Las circunstancias le obligan otra vez. Una más desde que tomara las riendas. Su situación no es más que una representación de la temporada en su conjunto. Al igual que le ocurriera a sus predecesores, a Rafa Navarro le resulta casi imposible mantener un once de una semana para la siguiente. Esta vez no es la excepción que confirma la regla y el técnico del Córdoba debe reformar de nuevo su equipo respecto del último partido. Porque el preparador blanquiverde cuenta con dos nuevas bajas para el duelo con el Elche del domingo (20:00). Son las de Piovaccari y Jaime Romero, que se pierden el choque del Martínez Valero por sanción. Por fortuna, el entrenador del cuadro califal posee la esperanza de tener a su disposición a Luis Muñoz. Aunque la realidad sobre el estado físico del central se ha de conocer aún.

La victoria tiene a veces un lado gris o menos alegre. Éste es siempre el que supone añadir nombres a la lista de ausentes para el próximo encuentro. Precisamente es lo que le sucedió al Córdoba ante el Mallorca: venció al fin después de casi dos meses y al tiempo perdió a dos de sus mejores hombres en ese partido. De hecho uno de ellos fue uno de los más destacados en los dos últimos duelos ligueros. Es Piovaccari, que marcó en Cádiz para otorgar un punto a los blanquiverdes y después hizo dos para encarrilar el triunfo ante el cuadro balear. El italiano, que se ganó a pulso el puesto en la delantera califal, vio su quinta amarilla en el choque con los bermellones y ahora ha de esperar una nueva oportunidad. Su baja, no por sensible, es quizá la que menos preocupa a Rafa Navarro. No en vano, cuenta con Carrillo para suplirle. El murciano está llamado a ser quien ocupe la plaza vacante dejada.

Más problemático parece en principio encontrar solución para la otra ausencia, que se añade al igual que la de Piovaccari, por cierto, a la de Chus Herrero. Es la de Jaime Romero, sin el que la banda izquierda -o la derecha con el cambio de posición- queda huérfana. Es ahí donde surge la principal incógnita de la enésima reconstrucción del conjunto blanquiverde. Hace ya alguna semana, Rafa Navarro lamentaba que no son demasiados los efectivos puros para los flancos. Y de repente se le presenta un hueco en uno de estos. En principio, el papel de sustituto del manchego debe ser para uno de los fichajes del pasado mercado de invierno. Se trata de Neftali Manzambi, quien puede actuar por en dicha demarcación. Pero no es la única opción que tiene en el preparador del Córdoba.

Por la banda puede entrar también Andrés Martín, si bien el propio técnico ya defendió la idea de que el joven de Aguadulce destaca si interviene por detrás del delantero. De ahí que esta alternativa sea la que menos peso parezca tener. Otra posibilidad es la de adelantar a Álex Menéndez y dejar el lateral izquierdo a Luismi Quezada. También puede ser al revés, con el hispano dominicano por delante del asturiano. En cualquier caso, ambos intercambiarían sus posiciones, a modo de carrileros, durante el choque en Elche. Al menos, es lo que se deduce de esta opción. Otro nombre que aparece en este sentido es el de Alfaro, que quién sabe si está ante la oportunidad de volver a ser titular mucho tiempo después.

Visto lo visto, la primera posibilidad sobre el papel es la de Manzambi. Su error ante el Málaga, que costó el gol del empate en aquel derbi, quizá le pasó factura en alguno de los últimos choques. Sin embargo, hoy por hoy gana enteros. También para no tocar en exceso el equipo. Más allá del perfil izquierdo del ataque, el Córdoba afronta su visita al Elche con otra incógnita. Ésta en realidad lo es sobre si Rafa Navarro va a tener que responder a otra baja o no. Todos miran a Luis Muñoz, hombre fuerte en la actualidad en el esquema del preparador blanquiverde. Su ausencia resultaría difícil de asumir en principio, pero por el momento el cuerpo técnico encara el duelo en tierras alicantinas con cierto optimismo: se espera que el central pueda actuar de nuevo en el doble pivote. La respuesta, entre este viernes -con la rueda de prensa del entrenador- y el sábado con el último entrenamiento de la semana. En caso de caer, las opciones principales son las de Blati Touré y Álex Vallejo. En teoría tendría que ser el segundo el que supliera al zaguero, por aquello de la idea de juego. Pero el internacional por Burkina Faso estaría por delante dada la confianza recibida por uno y otro en las más recientes contiendas ligueras.

Etiquetas
stats