La hora azul en la N1

Juan Moyano da instrucciones a las jugadoras del Adeba durante un partido | ÁLEX GALLEGOS

Estuvieron cerca varias veces, pero terminaron frustradas. Esta vez todo fue diferente. El Adeba logró su primera victoria de la temporada en la N1 femenina. El equipo de Juan Moyano superó con contundencia al DKV Jerez en el pabellón de Las Margaritas por 98-73. El resultado es trascendente en todos los órdenes. Después de cinco derrotas, el cuadro azul se cruzaba con un adverario que solo acumulaba un triunfo y era rival directo en la pelea por escapar de los puestos bajos de la tabla. También, obviamente, se echaba de menos un estimulante anímico para un grupo que ansiaba ver recompensado su esfuerzo diario.

El Adeba no tuvo un arranque fácil. El DKV tomó las primeras ventajas y terminó el primer cuarto ganando por 24-27. La reacción empezó a atisbarse en el segundo periodo (28-13) y se consolidó en el tercero (27-13). Cincuenta y cinco puntos en 20 minutos aniquilaron al DKV Jerez, que se impuso por 19-20 en el último cuarto pero terminó perdiendo por 25 de diferencia (98-73). La fiesta estaba justificada.

Además, el equipo cordobés desplegó un estilo solidario que se reflejó en las estadísticas: Luz Marina Montilla (18 puntos, 5 rebotes), Carmen Panzuela (11+2), Marina Santiago (11+4), Carmen Torres (11+1), Marta Martínez (10+5), Elena Fernández (9+4), Sandra Borrego (8+2) y Magdalena Delgado (7+3) contribuyeron al festín del Adeba.

El Peñarroya, como un tiro

El conjunto del Multiópticas Antolí Peñarroya está en racha. El equipo minero obtuvo su cuarta victoria del curso -tras empezar con dos derrotas- en la cancha del Labradores (49-62). Los de Juanra Guzmán se apoyaron en el pabellón Amate en la excelsa labor del estadounidense Terry Blake (17 puntos, 4 rebotes) y el veterano pívot Antonio Sevillano (21 puntos, 8 rebotes) para doblegar a los sevillanos. La clave estuvo en el tercer cuarto. Tras llegar al intermedio con 25-23 para los de casa, el Peñarroya dio un acelerón (14-22 en el tercer cuarto, 10-17 en el último) para llevarse un valioso triunfo. El equipo es segundo en la tabla (4-2) tras el invicto Coria (5-0)

El Ciudad de Córdoba y el Maristas vivieron una jornada aciaga. Los de Enrique Garrido perdieron en el pabellón Menéndez Pidal ante el Gymnástica Portuense por un claro 55-77. Los locales no encontraron el modo de reconducir un duelo que empezaron mal (14-18) y continuaron peor (11-24 en el segundo cuarto). El 25-42 en el intermedio fue una losa imposible de levantar. El CBC llegó al último cuarto con 38-60 y cerró con derrota por 55-77 una mala tarde, en la que Ricky Caballero (11 puntos, 9 rebotes) y Ángel López (9 puntos, 5 rebotes) fueron los más entonados. Se quedan con un balance de 3-3 y una intimidante próxima visita al Palos.

El Maristas terminó cayendo en un extraño partido en la cancha del Gibraleón. Los de Luis Requena sostuvieron el pulso hasta el descanso (32-31), pero se hundieron en un absurdo tercer tiempo (19-5), en el que no les funcionó nada. A pesar de que ganaron el último (15-20), la remontada fue imposible (66-56). Villatoro (9 puntos, 4 rebotes), Unai Friscia (9 puntos), Caballero (7 puntos, 9 rebotes) y Alberto Martín (7 puntos, 6 rebotes) mostraron los números más destacados.

Etiquetas
stats