El gran reto de Curro Torres

Curro Torres da instrucciones a sus jugadores en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Ni uno, ni dos. Hasta tres son los rivales directos a los que ha de medirse el Córdoba en las próximas semanas. Además, a todos se enfrenta de manera consecutiva. El primero de ellos es el Elche, ante el que toca abrir un mes de diciembre trascendental de cara al futuro más inmediato. El conjunto ilicitano aparece como primera piedra de toque de lo que va a ser un examen permanente para un equipo que necesita sumar ya con asiduidad para no perder pie en relación a la permanencia. Un hecho éste que comienza a ser real después de la más reciente jornada: tras su derrota en Lugo, los blanquiverdes están a cuatro puntos de la salvación. De ahí que el equipo que dirige Curro Torres tenga la obligación de lograr una dinámica positiva en diciembre para no despedir el año en una situación aún más complicada que la actual.

En realidad, la ronda de duelos por la supervivencia comenzó el pasado sábado. El Córdoba tuvo entonces la oportunidad de asestar un golpe al Lugo, al que pudo dejar en zona de descenso, de paso abandonar de una vez por todas las posiciones que a final de temporada conducen a Segunda B. Fue el primero de cuatro partidos de vital importancia para el conjunto blanquiverde, pero falló. No puede o, más bien, no debe ocurrir más si no quiere empezar a verse la salvación a una distancia mayor y que, por tanto, añada más presión a la que ya de por sí tiene la plantilla. De entrada, el choque con el Elche del próximo sábado (16:00) toma aspecto ya de final anticipada. Sobre todo porque la ventaja de los levantinos sobre el cuadro califal es de cuatro puntos. La derrota penaliza mucho más en este caso.

La victoria es la única opción que tiene para este partido el equipo de El Arcángel, que después ha de rendir visita a otros dos adversarios metidos de lleno en la pelea por la permanencia. Son el Zaragoza y el Reus, con roles y circunstancias diferentes pero con una realidad muy parecida. El aragonés es un club histórico y siempre llamado a estar en Primera o en la zona noble de Segunda si la primera premisa no se cumple. Y lo cierto es que en esta ocasión vive una situación completamente inesperada. Tanto es así que desde hace jornadas las riendas las maneja un entrenador distinto al que arrancara la campaña. Es un viejo conocido del Córdoba, Lucas Alcaraz. Los maños habitan hoy por hoy en la frontera de la salvación con el descenso. En el lado bueno, eso sí. Suman 15 puntos y también están necesitados. El choque en La Romareda es el domingo 9 de diciembre a partir de las 20:30.

Pero antes de acudir al Zaragoza el Córdoba ha de visitar al Getafe en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. El partido se disputa el 4 de diciembre y la verdad es que poco interés suscita dado el panorama del equipo en Liga. La atención se centra a estas alturas en la competición de Segunda A, en la que el cuadro califal cierra su particular mini campeonato ante rivales directos en Reus. El estadio en el que los blanquiverdes lograran salir al fin del descenso la pasada campaña es escenario de otro encuentro por la vida el sábado 15 del próximo mes. La hora, las 18:00. La catalana, por su parte, es una entidad modesta que trata de consolidarse en la división de plata. Cumple su tercera temporada en la categoría, pero ésta la atraviesa con una dificultad mayor debido a los problemas que sufrió con el límite salarial. Los rojinegros suman 13 puntos y aventajan en una posición al equipo de Curro Torres.

Así, está claro que las próximas tres semanas tienen una importancia mayor para el Córdoba, que tiene la posibilidad de hallar luz más allá del túnel en el que está. Para ello debe vencer al Elche en primer lugar y después procurar que los duelos lejos de El Arcángel sirvan para obtener algún triunfo más. Principalmente porque el cierre de año es de complejidad máxima: a los califales les toca recibir a Las Palmas el sábado 22 de diciembre (20:30). El cuadro insular es, sin duda alguna, uno de los más potentes de la categoría y principales aspirantes al ascenso a Primera. La tarea de conseguir la victoria entonces va a ser más ardua todavía, por lo que las tres semanas venideras son realmente esenciales para tomar oxígeno antes de mirar a 2019. Es el gran reto de Curro Torres.

Etiquetas
stats