Goles, divino tesoro

Los jugadores del Córdoba celebran un gol en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

“Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver!”. Este fragmento de un poema de Rubén Darío, uno de los grandes poetas en relación con la Generación del 98 en España, puede ser totalmente aplicable al gol en esta Segunda División B. Los tantos hacen ricos a los equipos, tanto para conseguir puntos como para beneficio económico. El que tenga gol, tiene mucho conseguido para alcanzar sus objetivos. El Córdoba, a pesar de ser quinto clasificado en el IV, es el tercer equipo menos anotador de los seis primeros de cada grupo en toda la división de bronce. La fría estadística cae por su propio peso.

El problema del gol siempre ha estado ahí en el equipo blanquiverde. El máximo anotador del Córdoba, Miguel De las Cuevas, lleva siete tantos en la presente campaña y no es ni mucho menos un ariete. Los números anotadores no suponen ni mucho menos un aliciente para creer en cotas más altas, a pesar de los fichajes de Willy Ledesma y Piovaccari. El cuadro cordobesista, en una hipotética clasificación de goleadores entre los seis primeros equipos de los distintos grupos de Segunda B, sería antepenúltimo entre los 24 conjuntos que la componen. Con sus 33 tantos en 28 jornadas, solo supera en esta tabla al Coruxo y al Rayo Majadahonda, del Grupo I, que tienen 32 y 31 tantos respectivamente. Ninguno de ellos está en el play off actualmente. Sin embargo, está el rara avis del Cartagena. El cuadro cartagenero ha marcado los mismos goles que el Córdoba pero, gracias a sus 19 goles encajados -el segundo equipo que menos encaja de la categoría, solo por detrás del Ibiza-, es líder del Grupo IV.

El Grupo I y el Grupo II copan los primeros puestos de goles a favor en la división de bronce. Hace falta llegar hasta el noveno puesto para encontrar a uno del Grupo IV, el Yeclano Deportivo, que ha anotado 42 goles hasta la fecha. Los filiales de Athletic de Bilbao y Atlético de Madrid son los cabezas de la clasificación, con 55 y 52 goles respectivamente. Entre los primeros ocho clasificados, hay hasta otros dos filiales más en cuanto a bagaje goleador, la Real Sociedad B y el Real Valladolid Promesas, que superan por amplia diferencia al Córdoba -con 47 y 43-. La escuadra dirigida por Juan Sabas, en cuanto se reanude la competición, deberá confiar en la suerte y el tino de sus delanteros para llegar a un play off que se antoja muy difícil. Viendo los posibles e hipotéticos cruces en la fase de ascenso, así deberá suceder para que los arietes blanquiverdes lleguen enchufados al tramo decisivo de la temporada.

Etiquetas
stats