Ghilas y Bebé, con un baile pendiente en El Arcángel

Djukic da indicaciones a Ghilas, con Bebé al lado | ÁLVARO CARMONA
El argelino, tras su castigo ante el Espanyol, se perfila como punta de referencia para el duelo ante el Getafe | El portugués, que marcó dos ante el filial, necesita reivindicarse

Todo el mundo les va a mirar. Mucho. Y de un modo muy especial. Algunos, con el ceño fruncido esperando que ofrezcan su mejor versión -léase goles- como contraprestación a sus últimos devaneos. Otros, con esperanza ciega y ese cariño incondicional que se guarda a quienes defienden el escudo del club, sean de donde sean y hagan lo que hagan. Son Ghilas y Bebé, dos futbolistas llamados a marcar diferencias desde ya. Le deben un baile a El Arcángel. Ambos se perfilan como titulares ante el Getafe (lunes, 20:45 horas) después de un pasado reciente turbulento. Los dos estuvieron en aquella noche loca de sábado -junto a Rossi y Krhin- que costó una sanción general y un castigo particular a Ghilas, que fue reprendido públicamente por Djukic y expulsado de la lista para el choque ante el Espanyol. El argelino no había faltado ni una sola vez por decisión técnica desde que llegó. A Bebé también le dio su respaldo Djukic en cuanto tuvo el 'transfer' en la mano. Le hizo debutar en Vallecas y el jugador, hipermotivado, realizó unas cuantas acciones pintureras que se embellecieron aún más en el entorno de una victoria de mérito (0-1). Aquel día no estuvo Ghilas sobre el césped porque se había lesionado en las vísperas.

Tras su salida nocturna y su ausencia por decisión del entrenador en el partido de Cornellá-El Prat, el cordobesismo aguarda un desenlace amable de un caso que saltó a la palestra mediática y al debate furibundo porque el propio club lo favoreció. En el partido amistoso disputado este jueves ante el filial de Segunda B, Djukic ensayó con un once en el que Ghilas ocupaba la posición de punta más avanzado. Ya ha actuado ahí de manera frecuente, aunque también se ha ubicado en la banda derecha para dejar el puesto de delantero centro a Florin Andone. De la trascendencia de Ghilas hablan los números: ha marcado siete de los 18 goles del Córdoba, casi un cuarenta por ciento de toda la producción. No hay ningún jugador en la Primera División que aglutine tanto peso en ataque dentro de su equipo.

Bebé no ha sido nunca un goleador, pero sí un tipo capaz de aportar algún tanto y, sobre todo, de generar situaciones en segundas jugadas o a balón parado. Excesivamente individualista, con una necesidad casi enfermiza por destacar, tendrá que acoplarse de manera inmediata a los métodos de un equipo que claramente necesita rendimiento rápido para salir de la situación en que se encuentra. En la Liga aún no se ha estrenado como goleador, aunque en el partido de entrenamiento ante el equipo B firmó un par de ellos en la victoria por 2-0. Pese a tratarse de un entrenamiento, los celebró con gestos evidentes de alegría ante el medio millar de aficionados que acudieron a la sesión a puerta abierta.

Ghilas y Bebé estarán el lunes bajo el foco. Cedidos por el Oporto y el Benfica, dos clubes históricos y eternos rivales en Portugal, han coincidido por el azar del fútbol en un Córdoba que precisa de ellos un papel decisivo en el tramo final del campeonato.

Etiquetas
stats