Javi Hervás: “¿Hubiese sido bueno quedarme en Córdoba otro año? Puede ser”

Fue una de las perlas de la cantera blanquiverde y su nombre sonó con fuerza entre los clubes más laureados a nivel español. Javi Hervás fue el tercer invitado de 'Tiempo muerto', el programa de entrevistas de CORDÓPOLIS en Twitch, en el que el cordobés hizo repaso de su trayectoria deportiva, además de desvelar muchos secretos de aquella temporada en la que estuvo a punto de ascender vistiendo la zamarra blanquiverde. En lo que respecta a su vida profesional, el centrocampista se formó en las categorías inferiores del Córdoba CF, siendo una de sus perlas. En el Montilla CF dio sus primeros pasos en categoría senior hasta que explotó definitivamente en su vuelta a la entidad blanquiverde, en aquel plantel dirigido por Paco Jémez de principios de la pasada década. Tal fue el nivel de su progresión que firmó por el Sevilla FC en el mercado de invierno, convirtiéndose en una de las ventas más importantes de la historia del club cordobesista. No obstante, en la capital andaluza no llegó a cuajar, y ahí comenzó un periplo que le llevaría a militar en el Hércules y Sabadell, hasta que dio inicio su primer periplo internacional. Firmó por el Brisbane Roar FC de la A-League de Australia y, más adelante, recaló en las filas del FK Željezničar bosnio. Su regreso a España se produjo con el Mirandés y posteriormente con el Mérida, para luego poner rumbo a Finlandia en una doble etapa en el FC Honka y FC Lahti. Hace escasos días firmó por el Villarrubia de Rafa Navarro, donde compite actualmente en el Grupo XVIII de Tercera RFEF.

Por un lado, el actual jugador del Villarrubia salió de las categorías inferiores del Córdoba CF, aunque ese paso al primer equipo fue trepidante. “A partir de juvenil me doy cuenta de que puedo ser profesional. Siempre tienes esa ilusión de ser profesional, pero ese fue el punto de inflexión y ya, a partir de ahí, te lo puedes tomar más en serio”, añade un futbolista que, antes de debutar en El Arcángel, pasó por Montilla, emplazamiento que él mismo admite que fue “muy bonito”. “Fue mi primer año de amateur. Me cedió el Córdoba CF y lo recuerdo muy bonito, disfruté muchísimo, jugábamos muy bien, pero tuvimos mala suerte al final para lograr el ascenso. Ha sido uno de los años que más he disfrutado” y una vez que terminó su paso por la entidad montillana, las puertas del primer equipo empezaron a estar abiertas, pero su promoción no llegó de una manera normal. “Estuve a punto de no firmar por el Córdoba, pero al final lo hice con la condición de jugar la pretemporada. Yo veía que jugaba mucho, pero a mí me sorprendió mucho incluso jugar el primer partido en casa”.

Aun así, la temporada crucial de la historia reciente del Córdoba CF fue la 2011-12 con Javi Hervás siendo el jefe del centro del campo blanquiverde y con un Paco Jémez en el banquillo que fue el guía del barco califal, tal y como recalca el profesional del balompié. “Supongo que habrá evolucionado, pero lo recuerdo muy exigente. Te exigía el máximo en cada entrenamiento, y era muy estricto con su idea y con lo que creía”, explica un jugador que admite que aquella pretemporada “fue dura” y que había dos futbolistas que realmente destacaron a pesar del cartel con el que llegaban a la capital cordobesa. “López Silva para mí era un espectáculo. Lo veías en los entrenamientos y decías ”¿pero este chico de donde ha salido“? También Borja era una pasada, iba muy sobrado de calidad”. Por otro lado, Hervás aseveró que había más equipos detrás de su perfil una vez terminada la primera vuelta del campeonato regular en Segunda División. “Antes de que viniese el Sevilla, tenía oferta para irme al Madrid. No me voy al Madrid porque querían que saliese en invierno, y por eso me decidí por el Sevilla, porque me dejaban quedarme en el Córdoba hasta verano”.

Entretanto y siguiendo la línea de aquella temporada, Javi Hervás considera ese año como muy “especial” por “la situación del club, gente de Córdoba, gente joven, la manera que teníamos de jugar...”. “Es importante que haya gente de la casa, siempre lo es, y no por el hecho de que vayan a sentir más el escudo. Esto es una profesión, y cualquier jugador profesional va a querer dar el 100%, por él mismo principalmente”, afirma Hervás sobre la importancia de ser cordobés en la plantilla del Córdoba CF. Además, aquella campaña regular dejó dos partidos marcados en la mente de cualquier aficionado cordobesista: Vigo y Pucela. “Para mí el resultado contra el Celta no adulteraba la competición. Al final nos servía a los dos, ya que ellos ascendían directos y nosotros nos metíamos en play off”. “Fuimos a Valladolid sin nada que perder. Se intentó, se disfrutó, y finalmente no pudo ser”.

Por otro lado, la dilatada carrera de Javi Hervás está ligada a la experiencia en otros países como Australia, Bosnia y Herzegovina y Finlandia. Este último país ha estado en los últimos cuatro años y el futbolista, cuando le salió esta opción, dijo: “por qué no, otra experiencia”. “Allí, a finales de enero de 2018, empezó a nevar. Han sido unos años duros, sobre todo por la pandemia, pero he disfrutado del fútbol y encontré un nivel que hacía tiempo que no estaba”. Una vez terminada su estancia en este territorio, el jugador ha preferido volver a España para conseguir las respectivas metas con el Villarrubia y, además, habla sobre su futuro. “Quería encontrarme bien físicamente y ayudar al equipo con el objetivo del ascenso. Hay muchos puntos de distancia, pero quedan aún muchos partidos”. “He tenido idea de retirarme incluso por estar un poco cansado de ir de un lado a otro. Ahora mismo no quiero seguir vinculado al mundo del fútbol, porque al final es lo mismo. Estoy cansado de ir de una ciudad a otra, un año sí y otro no. No quiero seguir con una vida así. Me gusta ahora porque hago lo que me gusta, que es jugar a fútbol, pero ya estando fuera de eso no seguiría”, culmina.

Etiquetas
stats