Una mochila de seguridad ante un desenlace de vértigo

Ricardo, en una acción del encuentro ante Antequera

0

El tramo final en la Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala se acerca y los distintos equipos apuran sus opciones referentes a sus respectivos objetivos. Las calculadores echan humo a estas alturas, pues la práctica totalidad de los equipos aún tienen cosas por jugarse a falta de -como mínimo- ocho jornadas. Va llegando la hora de la verdad en la que casi todos los clubes comenzarán a asumir riesgos para finalizar lo mejor posible, por ambición en unos casos, o por mera supervivencia en otros. En lo que se refiere al Córdoba Patrimonio de la Humanidad, sus últimos resultados le dejan en una posición de relativo privilegio en la pugna por la permanencia. 

En efecto, el equipo de Josan González marcha en la duodécima posición con 29 puntos, cuatro de ventaja sobre el play off de descenso y siete sobre la caída directa. Así queda su lugar en la tabla tras la victoria ante UMA Antequera, adversario directo en la zona baja, y que le servía para ponerse definitivamente al día en lo que a jornadas aplazadas se refiere. Por tanto, su balance de dos victorias y un empate en los últimos cinco partidos le permiten obtener una mochila de seguridad ante un tramo final de verdadero vértigo. 

Y es que de los ocho partidos que le restan al Córdoba Patrimonio, seis serán frente a rivales que están pugnando por los títulos o, como mínimo, por colarse entre los ocho mejores de la categoría. Comenzando por su siguiente compromiso, que será este fin de semana en Vista Alegre ante el Viña Albali Valdepeñas, séptimo clasificado. Asimismo, en el horizonte están los duelos contra Fútbol Emotion Zaragoza (jornada 28) y Osasuna Magna (jornada 29), que están apurando sus posibilidades de play off; Industrias Santa Coloma, más cerca de la zona alta que de la baja aunque con el deber de no despistarse (jornada 30); Levante (jornada 31) y ElPozo Murcia (jornada 33), dos candidatos a todo. 

Por tanto, el duelo en teoría más factible será el que dispute en la cancha de O´Parrulo Ferrol (jornada 32), desahuciado en lo más profundo de la clasificación, mientras que cerrará la liga viajando a la cancha del Jaén, en una posición idéntica a las de los cordobeses. 

Por su parte, a los jienenses les resta un calendario con múltiples partidos frente a rivales directos como UMA Antequera, Peñíscola, Burela o Córdoba, así como otros de mucho nivel contra Betis, Barça, Palma o Cartagena. El propio equipo gallego tendrá hasta cuatro encuentros directos con Jaén, UMA, Ribera Navarra y Peñíscola, a los que se sumarán los choques frente a ElPozo, Betis, Barça y Palma. 

En sintonía similar a la de los cordobeses, Ribera Navarra tendrá igualmente uno de los calendarios más duros en lo que a rivales de arriba se refiere, pues tendrá que verse las caras aún con Inter, Betis, Valdepeñas, Zaragoza, Osasuna y Barça, quedando tan solo Burela y UMA Antequera como adversarios de la parte baja. Mucho más equilibrado es el calendario del cuadro universitario, que tiene como últimos rivales a O´Parrulo, ElPozo, Jaén, Betis, Burela, Inter, Ribera Navarra, Barça y Peñíscola, al tiempo que los castellonenses completarán la competición frente a Santa Coloma, Levante, Ferrol, ElPozo, Jaén, Betis, Burela y Antequera. 

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2021 - 05:20 h