Deporte en pandemia: más Primera para el Córdoba Patrimonio

Pablo del Moral celebra un gol en Vista Alegre el pasado curso.

Continúa en la élite. Aun con aprietos en la clasificación y dificultades añadidas por las circunstancias, sigue entre los mejores. Es lo más importante en un período realmente difícil a todos los niveles -y en todos los ámbitos-. Su caso es de los agradables dentro de la situación generada por la Covid-19. Todo en su justa medida en relación con la compleja y dolorosa realidad provocada por el coronavirus. No en vano, lo principal es el efecto en la salud global. Sea como fuere, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad mantiene su rol de Primera gracias en parte a la pandemia. Y lo cierto es que al tiempo le ocasiona complicaciones no poco relevantes, esencialmente en el plano económico. Pero el hecho es que el club presidido por José García Román se sitúa, por ahora, por dos campañas en la considerada mejor liga del mundo después de un cierre de curso abrupto pero también de un trabajo admirable.

Hace ahora un año que el conjunto blanquiverde pensaba plenamente en su siguiente duelo, que tenía cierto aire trascendental para su salvación. Porque el 14 de marzo de 2020 había de visitar a O Parrulo Ferrol con la obligación del triunfo para no entrar en una zona de descenso en la que jamás estuvo durante 23 jornadas. Éstas fueron las fechas que se disputaron en Primera de la LNFS durante la temporada 2019-20 hasta que la pandemia hizo imposible el desarrollo del campeonato, al igual que de todos los eventos deportivos. Curiosamente, tal y como sucedió en el Córdoba, el cuadro califal encaraba la recta final del curso con entrenador nuevo. El 2 de marzo, un año y siete días antes de este martes, Josan González tomó las riendas de una plantilla que hasta el momento había dirigido Miguel Ángel Martínez Maca. Una negativa racha propició la destitución del técnico del histórico ascenso a la élite de la entidad.

De vuelta a la consecución del objetivo, la suspensión primero y la cancelación tiempo después de la competición facilitó la continuidad en la mejor liga del mundo. Tanto es así que casi pareció un regalo caído del cielo, como se suele decir. Nada más lejos de la realidad. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad había alcanzado marzo sin sufrir una sola jornada, en efecto, la presión de ocupar una plaza de descenso. A la jornada que a la postre supuso el desenlace prematuro de la temporada llegó el cuadro califal en decimocuarto lugar, con 17 puntos y dos por encima del penúltimo. Sin embargo, la línea del equipo era marcadamente descendente. Como ejemplo vale su último duelo, que acabó con un desfavorable empate a cuatro ante el Fútbol Emotion Zaragoza. Los maños ocupaban precisamente la primera de las dos posiciones que conducían a final de campaña a Segunda. La victoria, por tanto, habría otorgado a los blanquiverdes no sólo calma sino buena parte de su permanencia.

Aquel encuentro precedió al adiós de Maca como entrenador. El cese fue fulminante y sorprendió, más por la forma que por el fondo. La destitución, en cierto modo, se intuía desde tiempo atrás pues la igualada con los aragoneses significó la novena jornada sin conocer el triunfo por parte del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Para colmo, el choque con el Fútbol Emotion Zaragoza tuvo lugar en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre. En lo que fue un fortín se habían escapado demasiados puntos en torno a esta fecha, que además fue atípica. Este partido se celebró el 29 de febrero de 2020, un día que sólo existe cada cuatro años. Con todo, el conjunto blanquiverde pudo respirar con alivio cuando cobró forma la decisión de cancelar la temporada sin descensos y con un play off exprés por el título. Principalmente porque después de un período de dudas quedaba resuelta la salvación en la élite, que se habría producido de igual modo en caso de existir descensos.

Dicho de otra manera, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad llegó a la suspensión y posterior anulación del campeonato con su plaza de Primera de la LNFS garantizada en la clasificación. Por tanto, en efecto, el dictamen federativo sólo vino a certificar y premiar el buen trabajo hecho por el cuadro califal durante la campaña de su debut en la considerada mejor liga del mundo. Curiosamente, igual que ocurrió en el Córdoba, el nuevo entrenador, Josan González, cerró la temporada sin estrenarse. Al técnico le tocó esperar siete meses para dirigir oficialmente al equipo, ya en un nuevo curso que es el actual. Porque, claro está, el conjunto blanquiverde prosigue entre los mejores del fútbol sala nacional. Cierto es que sufre apuros en la clasificación a estas alturas, un año después de que la pandemia paralizara su actividad, pero no menos que tiene la opción de asentarse en la élite. Más preocupan quizá los problemas económicos surgidos de la crisis sanitaria, cuya consecuencia mayor es la imposibilidad de llenar Vista Alegre y, por ende, contar con un ingreso sustancial. Pero de todo se sale.

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2021 - 05:01 h
stats