Con una primera ventaja en la competición del ‘gol average’

Ricardo, en el duelo con el Peñíscola.

Dos semanas tiene -ya un poco menos, claro está- por delante para recobrar fuerzas y afrontar el siguiente partido. Es lo que tiene el extraño calendario de Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) esta temporada. Un doble compromiso de la selección española paraliza por un sábado -y viernes y domingo- la máxima categoría nacional. Tal hecho concede la oportunidad de realizar un análisis profundo de detalles a través de varios aspectos. Sobre todo después del triunfo obtenido en la última jornada y sus consecuencias directas en la tabla. Al superar al Peñíscola, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad abandona el descenso -donde coloca al cuadro castellonense-. Se trata del dato más relevante, sin duda, pero no del único de interés. Por ejemplo, y esto no ha de pasar desapercibido, el conjunto blanquiverde no sólo se impone a la escuadra levantina sino que le vence en el terreno particular. Ocurre tras empatar en la primera vuelta, lo que otorga un punto diferencial a su favor a los de Josan González.

Con una primera ventaja en la competición del gol average parte el cuadro califal en su cada vez más difícil pugna por la permanencia. Es la conseguida, en efecto, el pasado viernes ante los peñiscolanos. No en vano, el 2-0 en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre -que además significa dejar la puerta a cero por segunda vez este curso- sirve para sumar tres puntos vitales pero también para establecer una ligera primacía sobre el adversario de turno en caso de empate en la tabla a final de temporada. Dicho de otro modo, si el conjunto blanquiverde se viera igualado con el levantino después de la última fecha del campeonato, terminaría por delante gracias a esa renta positiva de los dos encuentros entre ambos. Cabe recordar, en este sentido, que en el primer tramo de la campaña, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad empató a tres en tierras castellonenses. E incluso acarició la victoria con un doble penalti señalado a menos de un minuto de la bocina. Aquella tarde Alberto Saura no acertó a marcarlo.

Pero de vuelta al asunto en cuestión, el conjunto blanquiverde precede hoy por hoy al Peñíscola en tres puntos y no en dos. La segunda cifra es la real, la física por decirlo de algún modo, en la clasificación. El equipo de Josan González suma 19 y su rival del viernes, 17. Pero a esta diferencia ha de agregarse la comentada por el gol average particular, que lleva a tres la necesidad del cuadro castellonense para adelantar a los califales. Así, el club presidido por José García Román obtiene más respiro si cabe, del que ya le aportara el propio triunfo, de cara a próximas citas y sobre todo a largo plazo dentro del campeonato. Por tanto, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad abre de la mejor manera posible la competición paralela a la global, y ésta es la destinada a sellar la continuidad en Primera.

Además, ésta es la primera ocasión en que el cuadro califal dirimía un duelo particular en lo que va de segunda vuelta. Bueno, en relación a su objetivo. También se decidió el referido al Real Betis, que en este caso fue para el equipo verdiblanco al vencer por 4-6 en Vista Alegre tras perder en Amate por 1-2. En cualquier caso, los blanquiverdes reciben también el estímulo de arrancar con buen pie en la otra liga, la concerniente a los enfrentamientos directos. Precisamente dentro de ésta tiene dos choques todavía pendientes para saber si gana más ventaja en este apartado o por el contrario cede en cierto modo. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad tiene que verse las caras aún, y ya dentro de la segunda vuelta del campeonato, con el Burela y con el BeSoccer UMA Antequera. Ante los gallegos ha de jugar en su feudo y a los malagueños los recibe en el Palacio Municipal de Deportes.

En los dos casos recién referidos, importa tanto la victoria como el gol average, que al igual que sucedía con el Peñíscola está en el aire. Sobre el duelo particular con los de Pontevedra, el conjunto blanquiverde debe buscar ante todo los tres puntos pero como objetivo secundario tiene superarles por más de un gol. Básicamente porque cayó en su primera contienda ante ellos por 5-6. Mientras, con el cuadro malagueño resulta un poco más sencillo, entre comillas siempre, alcanzar las dos metas: interviene en pista propia y arrastra un empate a uno de la primera vuelta. Lo cierto es que quizá tengan los de Josan González que medirse antes a otro adversario directo. Se trata del Ribera Navarra, al que ha de visitar, si nada lo impide, el 20 de marzo. La situación es similar a la existente con el Burela: cedió en Vista Alegre (2-3) y si quiere añadir al triunfo que casi está obligado a lograr un punto extra, tiene que ganar por más de un tanto. Por último, al menos por ahora, aparece O Parrulo Ferrol, al que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad goleó a finales de diciembre (6-2).

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2021 - 05:20 h
stats