Crónica

El Bujalance se gana el derecho a soñar

Zafra celebra un triunfo del Bujalance.

0

Esfuerzo, persistencia y sufrimiento. Tres palabras como tres puntos. Cualidades que, como otras, definen a un equipo siempre dispuesto a más. Nunca es fácil el camino, menos si cabe cuando se recorre desde la humildad pero con mucho trabajo, y más compromiso. Lo cierto es que gracias a todo ello, el Bujalance se gana el derecho a soñar. Porque el conjunto del Alto Guadalquivir cumple con su deber y supera, no sin dificultad y en un partido bastante tenso, al África Ceutí B (4-5) para lograr una plaza en la fase por el play off a Segunda. Aquella categoría en la que otrora, como División de Plata entonces, fuera no sólo un asiduo sino un animador se presenta como meta. Realmente es difícil, hoy por hoy sólo, que pueda volver a tal campeonato pero puede aspirar a hacerlo, que no es poco. Y además, y esto es quizá lo más importante ahora, asegura su continuidad una temporada más en Segunda B.

Comenzó el encuentro con un ligero control del Bujalance, si bien esto varió enseguida para entrar en una fase de tanteo, como se suele decir. Los dos conjuntos competían por tomar a iniciativa mientras miraban a las porterías rivales. Aun así, no hubo opción clara por parte de ninguno de los dos en los compases iniciales. Tanto el cuadro rojillo como el África Ceutí B insistían con presiones altas lo que durante bastantes minutos impidió la continuidad en el juego. Tras varios acercamientos de uno y otro, muy cerca estuvo la escuadra de Fermín Hidalgo del tanto. Pero Jaime cubrió bien la llegada en situación franca de Antoñito. Poco después, Antonio Catiti mandó a la barrera una falta directa. Parecía que los del Alto Guadalquivir se hacían dominadores, pero no terminó de ser así. De hecho, en el minuto 5 el conjunto norteafricano tuvo su oportunidad tras una rápida transición. Gozaron los locales, además, de un lanzamiento parecido al de Antonio Catiti, que de similar forma acabó.

La contienda era una dura lucha por el control del esférico pero no aportaba opciones ofensivas reales. Como la que tuvo, eso sí, el Bujalance en las botas de Álvaro. Buscó rematador y el balón se paseó delante de la meta defendida por Jaime. Más próximo al gol estuvo Antoñito en el 10, con un disparo cruzado, ante salida del portero rival, que se marchó fuera por muy poco. El mismo jugador la volvió a tener para los cordobeses y sin embargo fue el África Ceutí B el que se adelantó en el tanteador. Corría el minuto 9 y el choque se ponía cuesta arriba para un equipo, el de Fermín Hidalgo, que iba a comprender que la suerte no estaba de su lado. Porque hasta dos tiros a la madera sufrieron los del Alto Guadalquivir. Primero, con un remate de Antonio Catiti aún con el 1-0 y después, en una ocasión clamorosa de Flores ya con el empate. No en vano, el equilibrio regresó al electrónico merced a una diana de Cristóbal en falta directa.

Al descanso se llegó, por tanto, con empate a uno y todo por decidirse. Entonces nada había cambiado en la clasificación, ya que también se registraban igualdades en los otros dos partidos con rivales directos por la fase por el play off. Significaba esto que el Bujalance seguía quinto. Sabedor de que la victoria era la única forma segura de llegar a su objetivo, el equipo de Fermín Hidalgo salió más intenso aún en la reanudación. Su búsqueda del triunfo se percibió desde el primer momento y tuvo hallazgo casi en el minuto 23. Fue entonces cuando, tras un saque lateral, Cristóbal aprovechó un mal rechace del África Ceutí para establecer el 1-2 en el marcador. Los cordobeses tenían, con este tanto, plaza para la competición por el ascenso. Tocaba aguantar e intentar rematar la faena. En el nuevo escenario, la escuadra rojilla procuró manejar el ritmo del duelo. Pero su rival metió una marcha más y el encuentro se abrió en exceso.

Cuando se deshacía de la presión local, el Bujalance era capaz de intimidar en ataque, que era lo importante. De hecho, en apenas unos segundos obligó a Jaime a realizar hasta dos intervenciones de mérito para evitar el 1-3. La cruz de la moneda era que el partido continuaba con un ritmo de ida y vuelta que no favorecía. También que por ello se producía una acumulación de faltas que colocó a las dos escuadras con cuatro a falta de más de diez minutos para el final. Y así, el África Ceutí B estuvo a punto de igualar con un tiro que terminó en el palo tras tocar Zafra. Superado el ecuador de la segunda parte fue el cuadro norteafricano el que comenzó a insistir ante la portería del adversario. No quedaba otra que zafarse al máximo para mantener la renta. Pudo ser menor la presión con un doble penalti tras quinta infracción pero acumulativa de los ceutíes. Falló Cristóbal y el panorama siguió igual.

Quedaban unos siete minutos para el cierre del encuentro, que permanecía abierto. Y pasó factura pues el África Ceutí igualó poco después. En el 34, el filial del Guillermo Molina Ríos equilibró de nuevo la contienda. El 2-2 subió al electrónico con una pizca de fortuna, que le era esquiva a los de Fermín Hidalgo, ya que fue producto de un tiro tras doble golpeo al palo en un remate anterior. Por suerte, el Bujalance se rehízo con rapidez y encontró la sonrisa que el azar le había evitado hasta el momento. También con suerte, Cristóbal anotó el tercero de su cuenta en el choque y adelantaba otra vez a los suyos. En éstas, el cuadro rojillo entró en bonus con su quinta falta, lo cual perdió importancia segundos después al ver puerta Cristóbal, por cuarta vez ya, para abrir una ligera distancia. El ambiente se caldeó entonces por parte de los ceutíes, que se vieron con uno menos por expulsión de su guardameta. Aun así, fueron de cinco -que era de cuatro en este caso-.

En medio de una tensión creciente, toda generada por los componentes del África Ceutí B, al Bujalance se le puso un poco más de cara el choque al verse durante un tiempo con una ventaja numérica de dos. Porque tras la roja a Jaime, que también vio el entrenador local, fue expulsado otro jugador por doble amarilla. Con un ambiente cada vez más enrarecido, de forma que incluso hubo de detenerse el partido durante unos segundos, el cuadro rojillo trataba de ganar al crono para completar el reto. Fue en esta situación cuando Cristóbal apareció de nuevo para marcar el 2-5. Pero no era posible la calma pues en poco más de medio minuto los norteafricanos recortaron para colocarse uno abajo (4-5). Restaban 50 segundos para la bocina y todo volvía a estar en el aire. Justo en ese momento, el técnico jiennense del club cordobés definió el modo de defender y surtió efecto. El Pepe Montalbán va a estar presente en la fase por el play off a Segunda.

Etiquetas
Publicado el
14 de marzo de 2021 - 14:26 h