Fútbol entre amigos, el pretexto perfecto

.

La escena es muy diferente a la del año anterior. En esta ocasión la cámara no recoge la visita de varias personas a un psicoanalista. Esta vez no aparecen individuos con escasa cordura. Aunque la locura quizá, es lo más probable, permanezca en cada una de sus mentes. Un verano después, algunos de esos pacientes junto con otros amigos comparten un momento de esparcimiento en el que narran qué echan en falta. En una conversación no programada, dos de ellos hablan de fútbol. Uno sostiene un cojín del Córdoba. Todos pertenecen a Incondicionales. Y el mensaje final, trata de mostrar la realidad que para el grupo de animación significa formar parte del mismo. "El fútbol… una excusa", es el título de la campaña y del vídeo. Ése al que ya acostumbra este colectivo antes de cada nueva temporada con la intención de captar socios. Disfrutar en El Arcángel entre amigos, ése es el pretexto perfecto.

Si en 2016 el espíritu de Woody Allen estuvo presente, en esta ocasión bien pareciera que lo hace la serie Friends. Porque los protagonistas del spot de Incondicionales para el curso 2017-18 conversan sentados en un par de sofás. Eso sí, a diferencia de la exitosa comedia estadounidense, los aficionados del Córdoba no están en un bar. Se encuentran en lo que tiene apariencia de ser un coqueto apartamento. Un perro les acompaña. Al simpático animal lo acaricia ella, la única chica que está presente y que asegura echar de menos "un cafelito en La Corredera". Un amigo habla de su novia. Y de repente, el Córdoba a escena. "Joder, yo de lo que tengo ganas es de volver al fútbol, ir por la Ribera camino del estadio, escuchar el himno, un viaje con mi gente", expone otro de los miembros de Incondicionales. "Creo que éste es el año, este año nos toca", le contestan.

¿Por qué no con una cerveza o un refresco antes? ¿Por qué en torno a un perol? ¿Por qué no entre amigos? Ésa es la idea que presenta el grupo de animación en su vídeo dirigido a la captación de socios para la próxima campaña. Porque el colectivo muestra en su spot, los lazos de afecto que surgen de la pertenencia al mismo y de la pasión compartida por el Córdoba. El refrigerio, si es en La Incondicional sabe mejor. Así finaliza, con imágenes de amistosos ratos en la sede de la peña -situada en Pasaje Platero Alcántara y con ese nombre-. El fútbol es una excusa, pero es la excusa ideal. En realidad, es una obligación inexcusable para todos ellos. Pero claro, siempre en buena compañía. Ése es el discurso de Incondicionales de cara al nuevo campeonato, para el que establece un precio anual de cuarenta euros -a pagar en agosto, noviembre, febrero y mayo- con el regalo de una bufanda de su quinto aniversario. También existe la opción de ser simpatizante por diez euros -un llavero es el obsequio en este caso-.

Etiquetas
stats