Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Fuentes, un viejo conocido espera en Cornellà

Fuentes defiende a Ghilas en el partido de la primera vuelta | MADERO CUBERO

Rafael Ávalos

0

El lateral cordobés recibe este viernes con el Espanyol a su ex equipo, ante el que espera recuperar la titularidad | El reencuentro llega con el cuadro blanquiverde en estado crítico

La mención de su nombre, más el apellido, genera un grato recuerdo. Participó de la consecución de la que hasta la pasada fue mejor temporada del Córdoba en nada más y nada menos que cuatro décadas. Formó parte de aquel equipo que, bajo la dirección de Paco Jémez, permitió vivir la ilusión de un posible regreso a Primera que se produciría un par de años después. Él estuvo allí, como pieza importante de un engranaje cuasi perfecto. Sólo restó el ascenso. La historia es de sobra conocida: el Valladolid de Djukic se cruzó en el camino y el sueño terminó. El serbio dirige ahora al conjunto califal y Juan Rafael Fuentes defiende otros colores, los de un Espanyol que aguarda en Cornellà-El Prat para lanzar más sal en una herida ya demasiado abierta. No será la primera vez que el lateral se enfrente, si jugara el encuentro, a su antiguo club; el mismo en que se formó y en el que se ganó a pulso el cartel de indiscutible. Lo fue con Paco y con Berges, aunque también contó con la confianza de Lucas Alcaraz.

Precisamente el granadino fue quien le ofreció la oportunidad de debutar con el primer equipo blanquiverde. De eso hace cinco años y medio. Ocurrió en el Benito Villamarín, entonces llamado Ruiz de Lopera, el 2 de septiembre de 2009. Aquel partido terminó con triunfo del Córdoba ante un Betis que quedó sorprendido y decepcionado. Era segunda eliminatoria de Copa, a duelo único. Los verdiblancos estaban eliminados. Un comienzo así difícilmente no podría tener una buena continuación. De la mano de Lucas Alcaraz disputó más de 50 choques oficiales, entre Liga y torneo del KO, con el cuadro califal en dos campañas. Después llegó Paco, con el que obtuvo una regularidad mayor que creció con Berges. Con apenas 23 años, Fuentes ya estaba dentro de la lista de jugadores centenarios con la elástica cordobesista. Sin embargo, cambió de rumbo en verano de 2013, cuando firmó por el Espanyol tras acabar contrato con el club de El Arcángel.

Terminaba así una etapa en la que también vivió suplencias amargas, la entrada en un concurso de acreedores e incluso un ERE que al final no fue tal. Y por supuesto un giro en la entidad califal, con la llegada de Carlos González. Ahora mantiene el blanco en la camiseta que viste, pero lo acompaña de azul y no de verde. Su salto a la elite, que llegó justo una temporada antes de que lo consiguiera el Córdoba, no significó un cambio en su progresión. Todo lo contrario. En su primer curso con los ‘periquitos’, Fuentes firmó una notable participación: disputó cerca de 40 partidos entre Liga y Copa. Es decir, lo jugó casi todo. Obtuvo con facilidad el cartel de indiscutible que antes había lucido en Segunda A con el cuadro califal, al que se midió por vez primera en la primera vuelta del presente campeonato.

Entonces, con su ex equipo sin conocer la victoria y el conjunto que dirige Sergio González en situación de incertidumbre, el duelo acabó con empate a cero. Conseguía mantener su rol dentro de la escuadra catalana, a pesar de que el comienzo de temporada no fue positivo, tanto por motivos personales como deportivos. En este último aspecto, necesitó de las primeras jornadas de Liga para finalizar la recuperación de una lesión de rodilla que había sufrido con anterioridad. Pero cuando entró en el once no volvió a salir. Hasta hace tres jornadas, cuando no jugó en Mestalla. Las tres últimas citas ligueras las vivió en el banquillo, una situación que espera cambiar cuanto antes. Quién sabe si será para recibir al Córdoba. El ‘caimán’ de la Fuensanta aguarda en Cornellà.

Etiquetas
stats