Fran Cruz, rumbo a Polonia

Fran Cruz, con la camiseta de su nuevo club: el Miedz Legnica polaco.

Otra vez a hacer las maletas. Fran Cruz (Córdoba, 1991) afrontará en Polonia una nueva etapa como profesional. El defensa central se desvinculó del Lorca, donde vivió una experiencia amarga: el equipo descendió a Segunda B y ni siquiera se ha inscrito en esta categoría. Ha desaparecido del mapa. Fran, no. A sus 27 años aún le quedan algunas cuentas que resolver con el fútbol, que le está llevando por un camino de sinsabores -en lo colectivo- después de que viviese con el Córdoba CF el momento más increíble de su historia moderna: el ascenso a Primera División.

En el pasado curso 17-18 desgranó en el Lorca su quinta experiencia en Segunda tras haber defendido las camisetas del Córdoba, Alcorcón, Llagostera y Mirandés. Sufrió la frustración del descenso de categoría con los tres últimos. Ahora busca vivencias más gratificantes en un campeonato, el polaco, al que se incorpora como nuevo jugador del Miedz Legnica por dos temporadas. El equipo acaba de iniciar el campeonato de Liga este mismo fin de semana, debutando con victoria por 1-0 ante el Pogon Szczedin. Tendrá como compañeros a otros compatriotas como el defensa Jonathan Del Amo (que pasó por las canteras del Espanyol y el Celta) y el extremo Marquitos (ex Xerez, Ponferradina, Sabadell).

Fran se formó en la cantera del Córdoba, a la que accedió tras iniciarse en la Escuela de Juanín y Diego. Estuvo escalando peldaños en las divisiones de base desde 2005 hasta llegar a su punto culminante en junio de 2014, viviendo el ascenso a Primera División con el equipo de su vida. El central jugó 29 partidos en esa temporada histórica. Al año siguiente no entró en el proyecto de Albert Ferrer y salió cedido a Segunda, al Alcorcón. En la temporada 15-16 realizó la preparación veraniega y se ganó la confianza de Oltra, pero a falta de unas semanas para el inicio del campeonato decidió salir de la entidad -al igual que su hermano Bernardo- para fichar por el Llagostera. En el equipo catalán disputó la primera vuelta y, tras ser cortado en el mercado de invierno, fichó por el Rapid de Bucarest y logró con este club el ascenso a la primera división de Rumanía.

El siguiente verano quedó libre y esperó una oferta para volver a España. El Mirandés le planteó un contrato por dos temporadas y su retorno se consumó. El Arcángel le tributó su cariño cuando el Mirandés visitó el estadio ribereño. La temporada 16-17 con los burgaleses terminó en descenso, igual que la del pasado campeonato en el Lorca, que prácticamente no tuvo opciones de permanencia y se quedó descolgado en la segunda vuelta junto con el Sevilla Atlético. Su hermano Bernardo continuará defendiendo al Lugo, en la Segunda española, después de un desempeño excelente. Al mayor de la zaga de los Cruz le tocará de nuevo ejercer como trotamundos.

Etiquetas
stats