Fe y esperanza para lo que pudo ser

Los jugadores del Córdoba aplauden a la aficion al final del partido | LOF

Lo de extraer conclusiones positivas de cualquier circunstancia, por adversa que esta parezca, iba dentro del lote de la estrategia motivacional con la que el Córdoba abordó su partido en Cádiz. Necesitaba ganar y no lo hizo, pero... "Hemos dado un paso y hemos recortado un punto", expresó José Manuel Fernández, quien advirtió que "aunque a alguno le parezca poco", el equipo hizo merecimientos para llevarse algo más que un empate. "Lo tuvimos todo para ganar, pero el gol que nos meten es otra más de la mala suerte que venimos arrastrando durante la temporada", dijo el lateral.

En el campo hubo tensión interna y externa. Los jugadores se exigieron a sí mismos y a los compañeros, produciéndose curiosas escenas en las que se reprobaban comportamientos sobre el verde. Está claro que el final de temporada va a ser de pasiones desatadas. "Antes nos costaba mucho y lo hemos sabido hacer", valoró Fernández sobre la capacidad del grupo para reponerse al gol encajado, que fue en propia puerta. "No se han entendido Carlos y Quintanilla; uno por otro, lo han querido sacar y ha sido mala suerte", indicó el jugador cordobesista, que repitió las consignas habituales después de una decepción: "Hay que seguir, no podemos bajar los brazos porque tenemos por delante un reto muy bonito".

"Yo siempre creo, siempre lo he dicho. Si el año pasado creía cuando peor estábamos, este año creo", dejó dicho el defensa, que lamentó el desenlace de una jugada clave, la de Bodiger disparando al palo tras un pase genial de Andrés Martín. "Si hubiera entrado, el partido hubiera sido para nosotros", señaló, al tiempo que puso su fe en lograr "otro milagro como el del año pasado". Para eso necesitarán tener al lado a una afición a la que Fernández dio "las gracias" porque "dejan a la familia para venir a apoyarnos". "Un último mensaje es que nos vamos a desvivir por ellos y por este escudo que llevamos dentro", subrayó.

Para Jaime Romero, el Córdoba hizo cosas buenas en el Carranza. "El equipo ha trabajado muy bien y no se le puede reprochar nada", dijo, argumentando que se empezó "otra vez con algo de mala suerte", pero que supieron reponerse y "hasta hemos tenido la de Yann para ganar el partido". "Fue una ocasión muy clara. Nos quedamos solos ante el portero y si hubiéramos marcado y puesto por delante el partido no se hubiese escapado", dijo sobre la oportunidad del mediocentro francés ante el cadista Cifuentes.

El extremo de Valdeganga expresó que el Córdoba "mereció incluso ganar" y se erigió en portavoz del vestuario para desvelar el estado de ánimo colectivo. "Todos los jugadores hemos hablado y estamos concienciados de que se puede, porque además nos quedan rivales directos", expuso.

Etiquetas
Publicado el
25 de marzo de 2019 - 07:45 h
stats