Esperando a Andrea

Andrea Sibaja, hospitalizada por su lesión en el pie.

Contar con la mejor versión de Andrea Sibaja, una referencia en el motociclismo nacional, es uno de los desafíos del Deza Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Conseguir que la piloto cordobesa despliegue todo su talento en las pistas requiere un trabajo colectivo: ella pondrá su mejor voluntad en la recuperación, el equipo médico tendrá que desempeñar con pericia el tratamiento adecuado y su equipo deberá poner a punto la máquina para poder competir con todas las garantías. En ello están. De momento, Andrea sonríe en la cama del hospital y cuenta los días para que su lesión en el pie -que la viene martirizando desde hace muchos meses- quede definitivamente en el olvido. “Toca reposar, descansar y no moverse y el pie muy en alto. Vamos revisando mucho a ver estos primeros días que tal todo, y ¡pronto a tope!”, ha expresado la joven cordobesa en sus redes sociales.

El grupo, mientras sigue a la espera de Andrea, ya ha dado la salida oficial a la temporada 2018 con una sesión de entrenamientos en el circuito de Jerez. Allí se desplazaron todos -incluyendo a Sibaja- para chequear las primeras sensaciones. Los chicos de la ZCup -José Enrique, Iván y Freud- tuvieron una notable toma de contacto con el asfalto, pese a los meses de inactividad competitiva. José Enrique destacó con buenos tiempos y feeling con su máquina, después de que la temporada pasada estuviera mucho tiempo fuera de juego por una lesión. También rodaron con interesantes cromos tanto Freud como Iván, aunque este último tuvo una caída que le provocó un susto, aunque terminó sin consecuencias.

Andrea Sibaja afrontó el entrenamiento con un objetivo más emocional que deportivo. Con el paso por el quirófano en el horizonte, la cordobesa aguantó el dolor en el pie y acreditó unos buenos tiempos en el trazado jerezano. Nada más bajarse de la moto puso rumbo a Madrid, donde fue intervenida por el doctor Antonio Manzano en la Clínica Iqtra. Tanto ella como su equipo tienen la esperanza de recuperarse al cien por cien de una lesión delicada, que le provoca molestias desde hace casi dos años.

El Deza Patrimonio de la Humanidad, que dirige Luis Castro, se encuentra en este inicio de temporada en pleno proceso de remodelación de su plantilla. La idea es cerrar un acuerdo con dos nuevos pilotos para la nueva categoría del Campeonato de España Superspor 300. La escuadra cordobesa quiere entrar con fuerza en esta competición y pelear por los primeros lugares desde el inicio. La nueva Kawasaki Ninja 400 es la máquina elegida, según ha desvelado el club, para abordar una categoría en la que ya tuvieron contacto anterior con la participación en el Mundial y diferentes copas de promoción europeas en el pasado.

Etiquetas
stats