“Podemos discrepar sin violencia: no pasó nada”

Niños jugando un partido de fútbol | PIXABAY
Padres de jugadores niegan que hubiese “insultos ni intimidación” al árbitro en el partido de alevines entre Apademar y Alcázar B

“Todos tenemos derecho a dar opiniones y a discrepar, pero sin violencia. Allí no pasó nada”. Pedro Portellano Merchán es el padre de uno de los futbolistas del CD Alcázar B alevín, que este fin de semana jugó ante el CD Apademar en las instalaciones de Fátima. Después del partido, y según reflejó el árbitro en el acta, se produjo un episodio de violencia con “insultos e intimidación” hacia el colegiado. Sin embargo, los hechos tienen otra versión. “No ocurrió nada de lo que refleja el árbitro en el acta y nos sentimos ofendidos como club y como padres”, declara a Cordópolis Portellano, quien insiste en que “tanto los padres de los niños de un equipo como de otro estamos de acuerdo en lo que ocurrió, que no fue más allá de una expresión libre de nuestra opinión sobre la labor del árbitro. Le dijimos que era 'muy malo' y hubo comentarios sobre eso, pero nunca intimidación, violencia ni golpes en la puerta ni nada”.

El CD Alcázar, club al que se ha señalado por parte del árbitro en el acta como causante de los incidentes, ha mostrado su malestar por las acusaciones. A través de las redes sociales oficiales del club, el presidente de la entidad, Pepe Gómez, ha mostrado su opinión: “Como en cualquier colectivo siempre puede haber un garbanzo negro. Os aseguro que se expulsará a quien cometa o intente hacer cualquier tipo de acto violento. Otra cosa es que algunos padres se dirijan a colegiados criticando (eres muy malo, no tienes ni idea, etc.) pero sin llegar al insulto personal, lo cual no podemos remediar. En este país hay libertad de expresión, al igual que la tienen los medios de comunicación, redes sociales, etc., como nos ha pasado en el caso que nos ocupa. Por último, he de decir que según me informan tanto el entrenador como el delegado del equipo, así como madres y padres, el 90% de lo reseñado en el acta arbitral es una falacia”.

Los padres de los jugadores del equipo cordobés, junto al entrenador y el delegado, han realizado un escrito remitido a la Federación para dar su versión de los hechos. Igualmente, el Comité de Árbitros ha llamado a una reunión a distintos padres presentes en el partido para conocer qué sucedió realmente al final de este partido de alevines. “Estamos dispuestos a hacer un careo con el árbitro y que estén presentes padres de los niños de los dos equipos. Todos vimos lo mismo y allí no pasó nada de lo que pone el acta”, insiste Portellano. “Además, el partido nunca se detuvo por incidentes”, añade.

Los hechos fueron aireados por el Sindicato de Árbitros a través de una nota pública en su web, un documento del que rápidamente se desmarcó la delegación cordobesa del Comité de Árbitros, que a su vez envió un comunicado a los medios explicando que “ningún miembro” de su colectivo forma parte de ese foro. En cualquier caso, toda la documentación está en la mesa del Comité de Competición de la Federación Cordobesa de Fútbol, que tendrá que esclarecer unos hechos sobre los que hay versiones contradictorias.

Etiquetas
stats