El día en el que todo el mundo te quiere

El Córdoba CF Futsal en el Ayuntamiento | TONI BLANCO

Un día perfecto, que diría Lou Reed. Abrazos, lisonjas, promesas de apoyo de quienes hasta hace poco -hasta hoy mismo, en algunos casos- eran unos completos desconocidos. Unos chavales de barrio se paseaban por las moquetas del Ayuntamiento entre cámaras, periodistas, concejales, asesores, allegados y toda esa fauna que suele juntarse en sitios así cuando hay algo que celebrar. Eran los jugadores del Córdoba CF Futsal, un grupo de “locos que se reúne a entrenar por las noches”, como los definió uno de ellos en la Plaza de las Tendillas hace veinte días. Allí celebraron un ascenso a Primera División, algo que en esta ciudad no suele suceder demasiado a menudo. En fútbol sala, de hecho, no paso jamás desde que se creó la LNFS, la mejor liga del mundo. En ella estará representada Córdoba con un club de extrema humildad y, seguramente, absolutamente necesario en una ciudad habituada a rumiar fracasos y decepciones sacando a relucir un arsenal de excusas irrebatible. Hasta ahora. El club que preside José García Román, atribulado por el éxito, ha logrado una hazaña deportiva y también un triunfo moral: han hecho algo contra la lógica. Un pecado y una bendición.

“Tenemos la suerte de contar con un grupo de personas que han hecho una gesta”, dijo el alcalde, José María Bellido, que valoró el hecho de que Córdoba vaya a estar representada en una categoría de élite del deporte profesional “gracias a este grupo de personas sencillas”, a las que “había que darles su sitio, el que merecen”, y que por eso fueron recibidas “en la casa de todos los cordobeses”.

Y a partir de ahora, ¿qué? “Tenemos un compromiso firme con este equipo. Es una obligación. No podemos estar por debajo de la altura en la que están ellos y desde el Ayuntamiento, que somos todos, tenemos que estar con ellos”, expresó el primer edil, que no pudo ir más allá a la hora de concretar el apoyo. Ya saben. Esto funciona con medios económicos: va de dar o de no quitar. “Nos tenemos que arremangar, sentarnos con ellos, y sin cifras os puedo decir que vamos a estar con ellos para consolidar este proyecto porque es bueno para la ciudad y es una marca de Córdoba”, dejó dicho el alcalde.

Por allí se dejaban ver los concejales de la nueva corporación, como Cristina Pedrajas (Podemos) o Manuel Torrejimeno (Ciudadanos), que llevará la cartera en el Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (Imdeco) y que, por lo tanto, tendrá una relación estrechísima con el club cordobés de mayor rango deportivo en la actualidad. De la fluidez de los contactos y, sobre todo, de la habilidad para sortear situaciones enquistada dependerá bastante el porvenir de un Córdoba CF Futsal que ha crecido más deprisa de lo que es habitual en el deporte local.

“Es complicado este año porque el presupuesto se acerca al medio millón de euros y conseguir ese dinero en Córdoba es complicado, pero tenemos que hacer todos un cambio de mentalidad: instituciones, empresas, aficionados... Estamos en una máxima categoría y vamos a traer a Córdoba a los mejores equipos de España y del mundo”, acertó a explicar José García Román entre una nube de micrófonos. No hace tanto tiempo que él era un miembro más de la jauría mediática, un inquilino de esa trinchera que molesta cuando pide explicaciones pero a la que se busca cuando hay que airear triunfos. García Román se comporta ante los micrófonos con la misma dignidad con la que dirige el club: hace lo que haya que hacer en cada momento. Con solidaridad y sin ínfulas. Y no se calla (casi) nada.

Le preguntaron por esa subvención escamoteada por la negligencia de anteriores rectores del Imdeco y se mostró tajante. “No lo doy por perdido, ojo. Eso es un dinero que tenemos aprobado y que espero que lo recuperemos por las buenas, sin tener que llegar a otros extremos”, explicó. Son 33.000 euros que se perdieron, que no llegaron o que no se sabe dónde están. “En principio hay predisposición, pero es una subvención que teníamos aprobada y que estaba presupuestado. Esos 33.000 euros son una rémora que tenemos ahí y yo no puedo renunciar a ellos. Espero poder recuperar ese dinero que, por dejadez o no sé cómo llamarlo, no se tramitó en su fecha”, resaltó antes de volver a terrenos más amables. Era día de fiesta, pero también de reivindicación.

Después del Ayuntamiento tocó la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía. Allí aguardaban el titular en Córdoba, Antonio Repullo, y el flamante consejero de Educación y Deportes, Javier Imbroda, quien valoró el “sello andaluz” de un Córdoba CF Futsal que ha ascendido a una máxima categoría con jugadores “de la tierra”, lo que supone un distintivo especial que demuestra el talento deportivo que existe en el sur del país. Eso nadie lo cuestiona. Otro asunto es el de los medios con que cuentan para desarrollarlo. Y ahí vuelve a salir a escena el valor del trabajo en equipo. “Este proyecto tiene en lo económico tres patas: instituciones, empresas privadas y abonados”, dijo García Román. De lo segundo hay buenas perspectivas, por lo que se ha podido comprobar después de consumarse el ascenso de categoría. De lo tercero, todo apunta a que habrá una respuesta popular contundente. “No dejan de pararme por la calle para preguntarme por la campaña de socios”, desveló el presidente cordobesista. En cuanto al apoyo institucional, de momento, ya se ha cruzado la primera puerta. Saben quiénes son y lo que han hecho.

Etiquetas
stats