La defensa, un lastre a reparar

Córdoba CF - FC Cartagena en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

La retaguardia es posiblemente la zona que más fluctuaciones ha vivido este curso dentro de los esquemas utilizados por el Córdoba. Y siempre sin encontrar un rumbo fijo, ya sea en forma de jugadores o por efectividad. Lo cierto es que, con el paso de las jornadas, el plantel ha ido encontrado una línea fija, aunque lo cierto es que los problemas no han desaparecido en lo relativo a sensaciones, ya sea por falta equilibrio, concentración o constantes problemas físicos. Lo innegable es que se trata de una zona en la que el club apostó fuerte en el mercado veraniego, y que luego ha ido lastrando las virtudes del equipo. Una hipoteca inicial acogida a una filosofía concreta, sobre la que posteriormente ha habido que trabajar con las herramientas disponibles en busca de conseguir la mayor polivalencia posible.

En efecto, el fichaje de Enrique Martín como jefe del banquillo a comienzos de curso trajo consigo la estrategia de fortalecer principalmente la defensa, para crecer desde un bloque sólido atrás. Así, el plantel se encontró con multitud de efectivos en la zona de retaguardia, lo cual lastraba las posibilidades de la entidad de tratar de generar mayor potencial en la parte ofensiva. Y lo cierto es que han sido muchos los jugadores que han pasado por la línea de defensa, con mayor o menos protagonismo. Eso sí, casi desde el principio los puestos de central los han ocupado principalmente Djetei y Fidel Escobar. De hecho, el zaguero panameño apenas se ha perdido encuentros, y en los que no ha estado ha sido por obligación, debido a problemas físicos o convocatorias con su selección. Así, el jugador suma 20 participaciones y 1.729 minutos, siendo el quinto futbolista más utilizado. Clave también ha sido el desempeño del camerunés, que ha estado presente en 19 encuentros, aportando además tres goles.

Ellos han sido los dueños de una defensa que se ha completado por banda izquierda con Jesús Álvaro (21 partidos y 1.713 minutos), mientras que la derecha ha sido durante casi toda la primera vuelta para Fernández (19 choques y 1.686 minutos sobre el césped). Sin embargo, la salida del cordobés en enero obligó al club a maniobrar una vez más, tras la cual se produjo la llegada de Iván Robles, quien ha asumido la titularidad en esa zona prácticamente en todo momento. Esos son los nombres principales de una retaguardia que ha ido bailando con multitud de fórmulas. De hecho, por el centro de la zaga han pasado jugadores como Fernando Román, Ángel Moreno, Chus Herrero o Xavi Molina, de los cuales únicamente sobreviven los dos últimos en la actual plantilla. Mientras, por bandas han tenido minutos en distintas ocasiones Víctor Ruiz, Raúl Cámara, Iván Navarro o incluso José Antonio González.

Un amplio coctel de posibilidades que, pese a todo, no ha encontrado la manera de marcar la diferencia. De hecho, el club únicamente ha logrado mantenerse imbatido en un total de nueve partidos de 29 disputados (28 de Liga y 2 de Copa del Rey), lo que suma nada menos que 29 dianas encajadas, dando lugar a una media de un gol por encuentro. En concreto, en la competición doméstica, los números arrojan 27 goles, marca que sitúa al Córdoba como el segundo menos eficiente entre los ocho primeros. Por tanto, no cabe duda que hay reparar esa vía para lograr el objetivo de asaltar una de las plazas de play off.

Etiquetas
stats