Cristian Ramos, el único que echa el candado

Cristian saluda a la afición antes del duelo con el Osasuna Magna | MADERO CUBERO

Difícil resulta en esta ocasión elegir un protagonista. Más que nada porque en realidad son muchos los que encabezan el cartel. Sobresale quizá Manu Leal, el hombre que marcara el primer gol del equipo en la élite y que le otorgara además su primer triunfo. Una victoria histórica que también es posible gracias al trabajo del resto de miembros del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que vive días de satisfacción tras su estreno en Primera. Eso sí, sin perder de vista su próximo partido y con conocimiento de que esto no ha hecho más que arrancar. El caso es que los jugadores blanquiverdes tienen opción de disfrutar durante una semana merced a su esfuerzo en la pista, un aspecto en el que también tiene especial relevancia Cristian Ramos. El suyo es el nombre del portero capaz de echar el candado y conseguir que su escuadra sea la única que por ahora está imbatida.

La puerta a cero es la conjunción perfecta en este caso al gol solitario. Es ahí donde surge de manera notable el guardameta, que disfruta de la titularidad después de una etapa que probablemente haya sido la más compleja recientemente. Porque Cristian Ramos vuelve a defender la portería blanquiverde tras vivir el histórico ascenso de su equipo desde el banquillo. El cancerbero perdió su sitio en los quintetos de Maca con motivo de diversas lesiones a lo largo de la pasada campaña. Este hecho conllevó que Nono se hiciera con el puesto bajo palos, algo en lo que tuvo mucho que ver también su magnífico estado de forma. El portero fue de hecho uno de los grandes artífices del salto a la élite del Córdoba Patrimonio de la Humanidad con intervenciones meritorias y alguna que otra parada de doble penalti, por ejemplo.

Por si fuera poco, la entidad presidida por José García Román decidió incrementar la competencia en portería y contrató a Gonzalo Puebla, que llegó procedente del Soliss Talavera. Cristian Ramos tenía por delante un reto aún más difícil. Aunque partía con cierta ventaja al menos respecto del recién llegado. El desenlace del duelo -en el más estricto sentido deportivo- por la titularidad en esta demarcación se había de conocer el pasado viernes. Entonces llegaba el momento en que Maca tenía que ofrecer su primer quinteto en Primera. En él estaba el guardameta, que completó una actuación a la altura de las circunstancias y logró cerrar por completo la puerta blanquiverde. El Osasuna Magna fue incapaz de marcar y el tanto de Manu Leal obtuvo el valor que merecían los califales: éste no era otro que tres puntos.

El punto de partida es inmejorable para el portero, que además logró que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad sea el único equipo de Primera que no ha recibido gol. Su cero en portería resulta un éxito plenamente equiparable a la victoria en sí por este hecho. Por cierto, no puede decirse que Cristian Ramos sea el único guardameta que no recogió balón alguno del fondo de su meta pero éste es un dato relativo. Tampoco encajó en la primera jornada Álex González, si bien él sólo jugó siete minutos tras la lesión de su compañero, Herrero. Fue éste último al que batió el Aspil Jumpers Ribera Navarra en el claro triunfo del Movistar Inter (1-4). Al fin y al cabo, el cordobés sumó mucho más tiempo sobre la pista y ejerció mucho más por tanto de muralla ante el Osasuna Magna.

Cristian Ramos arrancó a la perfección el histórico curso del Córdoba Patrimonio de la Humanidad y demostró de esta forma que el trabajo fuera de la pista es tan importante a veces como dentro. Más que nada porque sin el primero es difícil gozar del segundo. Por todo lo expuesto, el portero formado en la cantera del Adeval y que a los 15 años dio el salto al Apademar, es el otro gran protagonista del conjunto blanquiverde en el inicio de temporada. El guardameta encadena su tercera campaña como jugador del club presidido por José García Román, ya que llegó en la 2017-18. Entonces todavía se denominaba Itea Córdoba CF Futsal y comenzaba un capítulo que quizá sea el más significativo de su trayectoria. Antes pasó por otros equipos de la provincia como el Aquasierra Villafranca, el Bujalance o el Lucena. Ahora saborea la mieles de la élite.

Etiquetas
stats