“Cuando las cosas se hacen mal terminan mal”

Antonio Garcés, con bufanda, en la última Junta de Accionistas del Córdoba. | ÁLVARO CARMONA
Antonio Garcés, vicepresidente de Minoritarios CCF, satisfecho con la decisión del Ministerio de Economía sobre el reparto de dividendos en el Córdoba | Advierte de que para la devolución el club debe anunciar el proceso en prensa o por correo certificado

Un nuevo asunto extradeportivo sacude la rutina diaria del Córdoba. Ése no es otro que la decisión final del Ministerio de Economía acerca del reparto de dividendos que la sociedad efectuara, de manera “pionera en el fútbol español” -así lo anunció el club en su momento- entre sus accionistas en el período comprendido entre el 25 de abril y el 30 de junio. Una resolución que conlleva la obligación a la entidad de restituir el millón y medio de euros de beneficios que en su día percibieran sus propietarios, principalmente Ecco Documática, que posee el 98,72 por 100 de los títulos. La medida llega como ratificación de un informe negativo a la operación por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD) y es acogida de muy buen grado por el sindicato de Minoritarios. “He hablado con el resto de compañeros y la opinión es que produce satisfacción”, indicó al respecto Antonio Garcés, vicepresidente de la asociación de pequeños accionistas.

“Estamos muy contentos por la decisión, en definitiva, de dar la razón a los accionistas minoritarios, porque creíamos necesario repartir esos beneficios en las necesidades del club”, apuntó Garcés. La resolución se fundamenta en un dictamen del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) que considera no existe base legal para el reparto de dividendos. Sobre la nueva situación, Antonio Garcés advierte del reglamentario aviso por parte de la entidad para realizar el reingreso de las cantidades, que además debe ser con un 3 por 100 de interés. “A los efectos de la comunicación legalmente exigible es necesario que el club publique en algún medio local o nacional esa devolución o bien un envío masivo de correo certificado. Las cosas hay que hacerlas serias”, señaló el vicepresidente de Minoritarios CCF, que además afirmó que “lo que es el propio ejercicio del reparto ya fue irregular, porque no hubo correos certificados y hubo quien no fue a recoger el dinero”.

“Yo no fui a recoger el dinero, pero me queda la intranquilidad de saber qué se hace con el dinero que no se recoge, que debe ir a la tesorería de la sociedad”, expresó Antonio Garcés, que resaltó que ofrecía su visión personal y no la del sindicato de la que es vicepresidente. “Cuando las cosas se hacen mal terminan mal”, añadió acto seguido acerca del procedimiento del Córdoba en su momento. Vista la resolución del Ministerio de Economía, Garcés mostró su satisfacción porque “la descapitalización del club no se produce”. “Habríamos sido un millón y medio más pobres”, agregó. En ese sentido, expuso que “si tú tienes un millón y medio que ha generado el club, eso debe ser destinado a cubrir las fichas (del equipo) con los mejores jugadores posibles”. “El año pasado, le recuerdo al consejo, no se subió por no mejorar algunas posiciones en la plantilla”, según la opinión de uno de los accionistas minoritarios más activos.

En cuanto a la devolución de los dividendos de una iniciativa “pionera” que no podrá ser, Antonio Garcés deseó una actitud gratificadora por parte de la propiedad del club para con los pequeños propietarios. “Confío en la buena voluntad del señor (Carlos) González de que no le haga pasar el mal trago a la gente, de que tenga la buena fe de regalarle ese dividendo y no le haga devolverlo”, arguyó. Porque, tal y como recordó, la mayor parte del millón y medio de euros que percibieron los accionistas fueron a Ecco Documática.

Etiquetas
stats