El Córdoba, como si no pasara nada (pero sí pasa)

El Córdoba entrena en la Ciudad Deportiva | ÁLVARO CARMONA
El equipo, tras dos días de descanso, regresa al tajo en la Ciudad Deportiva luciendo los galones de líder con total naturalidad

Sin aires de fiesta. Con total naturalidad. Como si no ocurriera absolutamente nada extraordinario. La plantilla del Córdoba regresó a la rutina después de dos días de asueto y lo hizo con una sesión de intensidad media, con buen ambiente en el grupo y un puñado de seguidores en las gradas que observaban las evoluciones de los suyos en silencio. Los seguidores habituales de los entrenamientos blanquiverdes a puerta abierta mostraban una discreta sorpresa. El Córdoba, líder en solitario de Segunda, retornó al tajo con más orgullo profesional que fanfarrias. Mejor así, deberá pensar Oltra, cuyos mensajes de cautela parecen haber calado más allá de los muros del vestuario. El cordobesismo anda feliz y a la expectativa, sin dejarse llevar demasiado por la euforia.

La sesión matinal del líder fue un calco de las habituales. Hubo charla inicial de Oltra, ejercicios físicos a las órdenes de Chema Sanz y prácticas con balón ya con el técnico valenciano arengando y apuntalando. No estuvo presente Xisco Jiménez, cuya ausencia se debió a “motivos personales” por los que recibió el permiso del club. Los demás cumplieron la faena porque la enfermería está en estos momentos totalmente vacía. Para el duelo del domingo (17:00, Carlos Belmonte) en Albacete, Oltra no podrá alinear a Marius Stankevicius. El lituano vio ante el Nástic su quinta tarjeta y no podrá ocupar el flanco derecho de la defensa. ¿Quién será su sustituto? Albert Dalmau se perfila como el primer candidato.

Después de hora y media de ejercicios, el equipo tomó el autobús y dejó atrás la vetusta instalación del Camino Carbonell para regresar a El Arcángel. Allí cerró el día como viene siendo tradicional, con la comparecencia de un futbolista ante los medios de comunicación. Le tocó a Pedro Ríos, un veterano con muchas horas de vuelo y pocas ganas de contar milongas. “Estamos muy contentos por la posición que tenemos, pero no es lo que más nos importa”, dijo el jerezano, que reconoció sentirse “importante” dentro de un grupo en el que “hay competencia”, por lo que “todos sumamos cuando nos toca”. El extremo derecho tiró del tópico para bromear con “el frío” que hace en Albacete, próximo rival de los cordobesistas, al que definió como un conjunto “al que le gusta tocar la pelota”. “Tenemos que seguir la misma línea y sacar algo positivo de allí”, concluyó Ríos, que no se olvidó de dejar caer un elogio a la afición. “Lo están leyendo perfectamente. Están disfrutando del momento con el equipo, pero sabiendo que esto es larguísimo y puede venir alguna racha en la que no nos vayan tan bien las cosas”, expresó. Y se marchó con una sonrisa.

Etiquetas
stats