Un Córdoba frívolo empata a cero ante un Xerez a la contra

FOTO: MADERO CUBERO

Partido soso. El Córdoba ha empatado en casa ante un Xerez bien posicionado, intentando siempre la contra y que incluso pudo imponerse en el marcador. Los blanquiverdes se enfrentaron a varios factores que condicionaron la contienda. El primero, la falta de un delantero certero; el segundo, un árbitro con incontinencia de silbato y tendencia a frenar el juego cada vez que había contacto; y el tercero, algo de mala suerte. Los hombres de Berges, que acabaron el partido con diez y que se vieron obligados a hacer dos cambios por lesión no supieron rematar un encuentro que debió ganarse para consumar aspiraciones.

La contienda comenzó para los locales con un primer susto, una incorporación de Maldonado que, tras pase de Tato, frenó el guardameta blanquiverde en una buena combinación de los jerezanos. Los de Berges, que no se encontraron en el centro del campo, dispararon un minuto después en una acción de Abel, que interceptó Chema. Lo intentó de nuevo Dubarbier ejecutando un lanzamiento desde el borde del área sin que el esférico encontrase puerta.

Abel, de más a menos en la primera mitad, zapateó con potencia a los diez del comienzo después de aprovechar un rechace de la defensa. Los cordobesistas, con un Vico muy activo, lo intentaron con más peligro por banda izquierda, imprimiendo más ambición, aunque con menos peligro que su rival.

Una combinación entre López Silva y Duba en el minuto veinte por la zocata a punto estuvo de rematarla Fede Vico, que no llegó. Lo que sí aparecieron fueron  los contratiempos. Patiño se vio obligado a abandonar por lesión el partido de manera prematura. Berges optó por Joselu para procurar la incisión.

Tras el cambio, Alberto García, en un descuido defensivo por la banda diestra, se vio obligado a emplearse salvando al equipo de lo que parecía el primero en contra. El guardameta catalán se impuso en el uno contra uno a un Maldonado que había escalado tras el fallo en línea.

Vico, a quince para el final, lo volvió a intentar desde la lejanía con un buen disparo que salió a escasos centímetros de palo izquierdo. En la contra, de nuevo, Maldonado volvió a insistir en una acción que pudo bloquear, otra vez, Alberto.

El Córdoba, enrocado en el medio campo y sin fluidez de juego ante un rival que buscaba el fallo, tuvo otra tras un cucharazo de López Silva que se la puso desde la diestra por alto a Vico, que remató fuera de la red.

Los diez últimos minutos, con frenos, por obra y gracia del colegidado, estuvieron teñidos de color amarillo. Primero Mendoza, luego, Dubarbier, Vico y Cristian vieron la cartulina por hechos, en general, puramente evitables en acción y reacción.

Los Jerezanos, por su parte, también tuvieron su contratiempo. Salió lesionado Redondo y entró el excordobesista David Prieto, que tuvo una discreta actuación. A cuatro del cuarenta y cinco, Maldonado reclamó penalti por empujón dentro del área, aunque el juez, no lo consideró como tal.

Berges sacó de inicio en la segunda mitad a Pepe Díaz, que sustituyó a un incómodo López Silva, pendiente de evaluación médica por múltiples molestias en la cadera. Más enchufando saltó el Xerez en el arranque con un José Vega y un Tato trenzando con destreza a la contra.

Precisamente, el propio Vega puso de manera magistral una falta en la cabeza de Bouzon, que remató fuera y a pocos centímetros del palo izquierdo de Alberto en lo que supuso una de las ocasionas más claras.

En la réplica, un Cristian más entonado, practicó un buen recorte a quince de la reanudación dentro del área. El lateral diestro, chutó obteniendo el rechazo de la defensa. Instantes después, Rey, en un buen centro desde la banda izquierda no consiguió el remate de ningún compañero, propiciando una parada en palomita de Alberto.

Cristian, de nuevo, en una acción similar a la que dispuso anteriormente, en el ecuador de la segunda parte, se quedó solo tras un rechace defensivo y remató alto en una acción que pareció clara. Aunque la más evidente llegó dos minutos después.

Pepe Díaz consiguió superar a Chema con una vaselina a casi treinta metros de la meta. El balón, en dirección a gol, dio un bote en el césped antes de alcanzar la portería que, de manera inexplicable, topó en el larguero para que luego la defensa consiguiera despejarla. Sin duda, la acción del partido y, sin duda, la más rara de los últimos tiempos. Mala fortuna para los locales.

Berges veía que sus hombres no tenían fácil el acceso a gol, por eso, incorporó a Pedro por la diestra, que sustituyó a Vico. En los últimos quince, se disfrutaron las acciones más intencionadas. Con un Córdoba más echado arriba y un Xerez buscando el error para encontrar la contra, los de Esteban Vigo la volvieron a tener en una cabalgada de Tato que, por egoísmo, desaprovechó un dos contra dos.

Dubarbier intentó la acción individual a diez para el final. Trianguló bien el Córdoba, con insistencia y aproximación, pero no cuajó. Lo intentaron Pedro y Cristian. Dubarbier, volvió a votar un balón por la zurda que llegó a la cabeza de Joselu, sin que el andaluz encontrara puerta.

El colegiado, dejó al Córdoba con un hombre menos tras expulsar a Cristian por un lance vulgarón. Así, se truncaron las opciones en ataque de un Córdoba que apenas pudo hacer efectiva ninguna acometida. El partido se cerró con un resultado justo que aleja la posibilidad de que el equipo de Berges se posicione entre los mejores. Para eso queda aún camino y liga. Encuentro tan frío en lo climatológico como frívolo en ejecución.

FICHA:

CÓRDOBA CF: Alberto García, Cristian, Gaspar, Kiko Olivas, Fernández, López Garai, Dubarbier, Abel, López Silva (Pepe Díaz, minuto 45), Fede Vico (Pedro, minuto 72) y Patiño (Joselu, minuto 20).

XEREZ: Chema, Cámara, Bouzón, Redondo (David Prieto, minuto 37), Mendoza, Rueda, Siki Keita, Álvaro Rey, José Vega (Adrián Ruiz, minuto 68), Maldonado (José Mari, minuto 81) y Tato.

ÁRBITRO: Eduardo Prieto Iglesias (navarro). Amonestó a Mendoza, Dubarbier, Vico y Cristian (doble amarilla), Keita y Gaspar.

INCIDENCIAS: Décimosexta jornada de la Liga Adelante. Estadio de El Arcángel, 8.860 asistentes. Antes de comenzar el partido, se guardó un minuto de silencio por el padre del jugador Enzo Rennella, fallecido esta semana.

Etiquetas
stats