El presente en el césped y el futuro, en los despachos

Miguel Valenzuela y Pablo Alfaro, en El Arcángel.

Un punto de inflexión. La mala dinámica cosechada a lo largo de los últimos dos encuentros obliga al Córdoba a no fallar más. Para ello, los chicos dirigidos por Pablo Alfaro tendrán un duro rival este mismo fin de semana en su viaje a tierras murcianas. La entidad blanquiverde se subirá al autobús para enfrentarse a un UCAM Murcia que llegará inmerso en una crisis deportiva, perdiendo tres de los últimos cuatro encuentros de la competición regular. Aun así, el club cordobés no solo estará pendiente de lo que pasa en el césped, ya que la ventana invernal se cerrará el próximo lunes y existe la necesidad imperiosa de reforzar a la plantilla. Tras incorporar a Alberto Ródenas procedente del Atlético Madrid, la dirección deportiva suspira por otros nombres, pero que acabarán llegando siempre y cuando se sucedan las bajas en la escuadra califa.

El cuadro blanquiverde ha cosechado una mala racha de resultados que ha provocado nuevamente que la afición vuelva a dudar del potencial real de este equipo. Aun así, el técnico maño ha logrado cambiar la moral de sus hombres después del paso de Juan Sabas por el banquillo cordobés. Sin embargo, Alfaro deberá volver a la senda de la victoria lo más rápido posible y tiene una oportunidad de oro para hacerlo realidad. El Córdoba visitará este mismo domingo el Estadio de La Condomina para enfrentarse a un UCAM Murcia que está inmerso en una crisis deportiva. Los pupilos dirigidos por José María Salmerón han encajado tres derrotas en los últimos cuatro partidos de la competición regular, logrando que el Linares Deportivo les adelante en la clasificación del Grupo IV-B. Un encuentro donde ambas escuadras intentarán doblegar la situación previa.

Aunque no todo pasa por el césped murciano. La entidad cordobesa está muy pendiente de las posibilidades que el mercado invernal está ofreciendo. Después de un mes de enero muy paralizado debido al Covid-19 y sus consecuencias económicas, los clubes de Segunda División B están empezando a alterar el flujo de movimientos donde el Córdoba intenta aprovechar para mejorar la primera plantilla. La dirección deportiva sigue insistiendo por Berto González, un extremo sub23 que sigue con la intención de dejar el Sporting de Gijón para enrolarse al club califa, pero el equipo asturiano no quiere dejarlo escapar debido a la dura situación de su filial, instalado en la zona baja del Grupo I-B.

Sin embargo, para incorporar a jugadores es necesario dar salida a otros. El Córdoba oficializó a través de sus redes sociales que Alberto Ródenas era nuevo futbolista de la primera plantilla. Un canterano colchonero que ocupa la única ficha libre que existía en el plantel, aunque se espera que haya, al menos, una más en los próximos días. Pablo Alfaro relató en una entrevista concedida a los compañeros de PTV Córdoba que no contaba con Alberto Salido y que era necesario que el joven delantero buscase minutos en otro club para seguir con su progresión. Esta salida abriría la puerta a un sub23 como Berto González, aunque tampoco se descarta que algún futbolista senior abandone el club antes del cierre de la ventana invernal como es el caso de Samu Delgado. Todo hace indicar que el extremo blanquiverde no podrá jugar en lo que resta de temporada y la entidad está barajando nombres como el de Moussa Sidibé. Un mercado que atrae la misma atención que el encuentro ante el UCAM Murcia.

Etiquetas
Publicado el
30 de enero de 2021 - 05:40 h