El Córdoba se busca a sí mismo en El Arcángel

Flaño encabeza el grupo en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO

Va con otra cara. Ganó en Tenerife y todo el mundo varió la percepción de lo que sigue siendo una temporada bastante desastrosa, pero con arreglo. Ahora sí piensa el cordobesismo que es posible un volantazo para evitar la caída al abismo. ¿La razón? Una brigada de refuerzos invernales que ha dado al conjunto otro aspecto y, sobre todo, un resultado impactante. El conjunto blanquiverde batió el sábado pasado al Tenerife en el Heliodoro Rodríguez, un suceso rutinario o una alegría puntual para cualquier otro equipo, pero un reconstituyente de primer orden para un Córdoba que languidecía en estado crítico. Curro Torres, que tomó aire en la isla, valoró el marcador y “la manera en la que se logró”. La reformada escuadra blanquiverde protagonizó su actuación más convincente y eficaz del curso, por lo que no parece probable que el de Ahlen toque nada de lo que funcionó. Volverá a la meta Carlos Abad, vetado en Tenerife por la cláusula del miedo y de nuevo en un marco que defendió con acierto su compañero Marcos Lavín. Por lo demás, todo huele a continuidad.

La obsesión por calcar procesos se ha dejado sentir en el club, que ha concentrado por primera vez a sus jugadores en un hotel de la ciudad para que acudan juntos al partido. Lo del enclaustramiento en Montecastillo sentó de lujo, como se vio en el campo y luego declararon los propios jugadores. Si el Córdoba resuelve positivamente su cita ante el Granada, no descarten que se institucionalicen las quedadas antes de cada partido. Todo sea por meter al equipo en el buen raíl. A cinco puntos de la salvación en este momento y con diecisiete jornadas por delante, el Córdoba se siente capaz de afrontar la remontada. Precisará para ello una de esos episodios de mutación tan típicos de su historia, que le llevan a transformarse de colista en campeón de modo súbito cuando está tocando fondo. Como el cordobesismo lo ha visto, y a nadie se le escapa que la sensación es formidable, quiere volver a experimentarlo. El club ha montado actos variados, promociones en bicis por la ciudad, visitas de sus directivos a peñas y colectivos, campañas de marketing, entradas a precios irrisorios... Pero el mayor reclamo es el partido de Tenerife. “No debemos quedarnos en él”, advirtió Curro Torres en su última comparecencia ante los periodistas, añadiendo que el plan es “competir y ganar los tres puntos”. No les queda otra.

El equipo blanquiverde sigue antepenúltimo de LaLiga 1/2/3, por delante del Nástic y el ya expulsado Reus, pero se ha sentido especialmente bien durante los últimos días. Su primera victoria fuera le acercó a cinco de la permanencia y ahora ve con otros ojos la intimidante visita del Granada, que está inmerso en su peor racha del curso: lleva tres partidos sin ganar -los dos últimos perdidos- y ha caído desde el liderato hasta la quinta posición.

Torres podría repetir el sistema que le dio resultado, con una zaga con tres centrales y dos carrileros largos. La única baja es la del delantero italiano Piovaccari, que sigue en proceso de recuperación de su lesión. Chus Herrero, que se retiró lesionado en el último partido, apunta a estar en una convocatoria que el entrenador no facilitará hasta poco antes del partido y en la que también podría entrar el único fichaje que aún no ha debutado, Álex Carbonell, al haber recibido ya el exjugador del Reus el permiso federativo.

Los defensas Miguel Flaño, Chus Herrero y Álex Menéndez, el mediocentro francés Yann Bodiger y el punta Carrillo han asumido papeles principales en una formación que ha variado su fisonomía y que tratará de exprimir un efecto efervescente al que se han sumado jugadores en forma como Luis Muñoz o, principalmente, Miguel De las Cuevas, que ya lleva firmados siete goles en Liga y se ha erigido en un líder dentro del campo.

En el Granada se han marcado la consigna de poner fin a la actual mala racha para retornar a la zona de ascenso directo. El equipo de Diego Martínez ha perdido por primera vez dos partidos seguidos (1-0 ante Osasuna y 0-1 contra el Deportivo de La Coruña) y sólo ha ganado uno de los siete últimos disputados. Los nazaríes llegan los efectivos justos al estar sancionados el delantero colombiano Adrián Ramos, el lateral cordobés Quini y Aarón Escandell, que se unen a los lesionados Alex Martínez, Fran Rico y José Antonio González, otro cordobés de los que están en la plantilla granadina.

Uno de los ex de El Arcángel, Adri Castellano, que no se ha estrenado esta temporada aún en Liga, se perfila como titular en el lateral diestro ante la ausencia de Quini, mientras que arriba el ex cordobesista Rodri Ríos cubriría la baja de Adrián Ramos. Fede Vico, en su momento un ídolo local, regresa a la que fue su casa convertido en una referencia del Granada, en el que está actuando como cedido por el Leganés, de Primera, que le fichó el pasado verano. El extremo cordobés será uno de los focos de atención en un derbi de contrastes y cargado de alicientes.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA: Carlos Abad; Loureiro, Miguel Flaño, Luis Muñoz, Chus Herrero, Álex Menéndez; Aguado, Bodiger, De las Cuevas; Carrillo y Andrés Martín.

GRANADA: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Martínez, Adri Castellano; Fede San Emeterio, Montoro; Vadillo, Fede Vico, Dani Ojeda; y Rodri.

ÁRBITRO: Gorka Sagués Oscoz (Comité Vasco).

CAMPO Y HORA: El Arcángel, 21:00.

Etiquetas
stats