Un contador a cero para todos

Javi Lara junto a Carbonell en el primer entrenamiento con Rafa Navarro | ÁLEX GALLEGOS

¿Son válidos todos los que están? En principio, sí. La llegada de Rafa Navarro al banquillo supone un nuevo escenario de oportunidad para algunos futbolistas que durante la etapa anterior, con Curro Torres, apenas contaban en los planes. El recién llegado míster trae elementos de juicio válidos. El principal, su propio criterio. Es un hombre de la casa y ha seguido las andanzas del Córdoba durante todo el curso, por lo que no le hará falta la clásica ronda de probaturas cuando se inicia una etapa. Sabe dónde están las taras y por ahí va a actuar.

“Yo miro a todo el mundo por igual, para mí todos parten de cero”, dijo en la sala de prensa durante su presentación oficial cuando le preguntaron sobre esos jugadores que se han convertido en elementos de segunda fila. Entre ellos, ojo, dos capitanes: Javi Lara y Alejandro Alfaro. Tampoco tiene el puesto fijo otro de los que llevan el brazalete, el lateral Fernández, que en las últimas jornadas viene disputándose el puesto con Loureiro sin que haya un claro vencedor. Otro de los descartes habituales en la fase final de Curro Torres fue Quim Araujo, cuya continuidad estuvo en un hilo en el mercado invernal -al igual que la de Javi Lara-, aunque finalmente ambos han continuado en el Córdoba.

Rafa Navarro fue claro en su posición con respecto a los jugadores. “A mí donde me tienen que demostrar si quieren jugar es en el verde, que no engaña”, expresó el técnico, quien deslizó que “lo de las malas caras porque no juegan no tiene ningún sentido”, ya que “donde se ganan y se pierden los puestos es en el campo”.

La situación de Javi Lara es especialmente llamativa. Es uno de los rostros más reconociblea del Córdoba en medio del carrusel de cambios de los últimos años. Tuvo su momento de mayor protagonismo en la fase final de José Ramón Sandoval, que le alineó como titular en los cinco partidos que precedieron al despido del técnico madrileño. Jugó el montoreño diez partidos en las primeras catorce jornadas. Cuando llegó Curro Torres, todo terminó para él. Solo ha competido 4 minutos desde noviembre del año pasado. Salió al final del partido en el Santo Domingo de Alcorcón el 27 de enero, un mes en el que se debatió su continuidad en la plantilla por razones económicas y deportivas. El jugador, pese a lo delicado de la situación y la presión a la que se vio sometido, no levantó públicamente la voz y ha lanzado mensajes de compromiso a través de las redes sociales.

A Alejandro Alfaro se le ha reducido drásticamente el tiempo de juego en su tercera temporada en el Córdoba. Empezó jugando como titular con Sandoval en el arranque de la temporada, pero todo fue a peor desde el encuentro ante el Tenerife en El Arcángel (1-1) en el mes de septiembre pasado. Desde entonces solamente ha intervenido saliendo del banquillo ante Osasuna en El Sadar, Mallorca en Son Moix y contra el Rayo Majadahonda en El Arcángel. Torres solo le convocó una vez desde enero y fue para ir al Heliodoro Rodríguez de Tenerife, donde vio desde la suplencia la única victoria cordobesista lejos de casa en Liga.

El caso de Quim Araujo fue el inverso a Javi Lara. Sandoval no le dio demasiada cancha y con él no jugó ni un partido completo. Lo hizo por primera vez cuando llegó Curro Torres, que le conocía de su etapa en el Valencia Mestalla. El catalán salió titular seis veces en los primeros nueve partidos del técnico de Ahlen, pero despachó su última actuación -igual que Lara- en Alcorcón el último fin de semana de enero. No volvió a ser convocado.

No tardará mucho en comprobarse si algo cambia en la rutina de los futbolistas menos usados en el Córdoba. Navarro tiene su visión al respecto: “Ellos son profesionales y se les paga por trabajar y entrenar; el entrenador es el que decide luego”.

Etiquetas
stats